CEAP - GESAP

PARA VER ACTIVIDADES PROGRAMADAS ENTRAR EN FACEBOOK DEL CEAP

jueves, 5 de noviembre de 2020

SIMA DEL TÍO DOMINGO. ALGIMIA DE ALMONACID. Nuevas referencias, octubre de 2020, GESAP.

SIMA DEL TÍO DOMINGO. ALGIMIA DE ALMONACID.
Nuevas referencias, octubre de 2020, GESAP.


De nuevo hemos vuelto a buscar y visitar esta cavidad, así como a revisar datos, el 31/10/2020, los siguientes miembros del GESAP: Paco Muñoz, Ana Muñoz, Rafa Juesas y Paco Mas.
Fue visitada y topografiada en junio de 1999 por Paco Muñoz y Paco Mas.
Ya había sido visitada previamente por otros miembros del GESAP.

Nos ha costado mucho localizarla de nuevo, en parte porque no se reconoce nada el paisaje, 21 años después, ni la boca tal y como la recordábamos. Pero al final nos hemos guiado por las referencias de triangulación tomadas en su día, y tras muchos rodeos, hemos dado con ella.

Nos ha sorprendido que haya sido visitada por otra gente, de la cual no hemos encontrado datos, puesto que han instalado dos espits nuevos (más el viejo que había), y la han marcado con un triángulo azul. La boca estaba tapada por unas losas.

Hemos revisado toda la cavidad: la topografía estaba bastante aceptable a nuestro entender, y tan solo hemos corregido algunos detalles.

Hay unos cuantos murciélagos dispersos, pequeños, que nos parecen de herradura. Hemos intentado no molestarlos, reduciendo especialmente el ruido con el material.

La cavidad tiene diversas formaciones en varias zonas, destacando una salita en la zona alta donde se extienden algunas raíces de plantas, y toda la parte intermedia y final, con colores rojizos y diversos espeleotemas. A pesar de sus pequeñas dimensiones, la consideramos una cavidad interesante de visitar.

El nombre se lo pusieron en su día miembros del GESAP debido a la persona que facilitó su localización.

Por otra parte, hemos encontrado lamentables marcas de nombres en las paredes, de aquellos miembros del club que entraron en la cavidad por primera vez, antes de 1999, malas costumbres de aquella época, y de la que algunos sentimos vergüenza ajena.


Acceso:
Indicamos dos posibles accesos, ambos situados en la carretera que desde el pueblo de Algimia de Almonacid sube hacia el Collado de la Nevera.
Para el acceso 1 buscamos en la derecha de la carretera un cartel que indica Balsa del Molino (N39.90917 W0.42135): entrar por ahí y dejar los coches donde se pueda, sin molestar a las entradas de los campos. Seguir hasta buscar el inicio de una estrecha senda (N39.90754 W0.41890). Esta senda está bastante aceptable, y sale reflejada en el mapa de Tossal de la Sierra de Espadán, junto al Barranco Pascual. En un punto dado (N39.90356 W0.41560), dejaremos la senda y tomaremos una traza hacia el Noreste, que nos sube a un pequeño collado donde hay restos de una caseta. Seguir la senda, que se pierde bastante, hasta estar cerca de la boca, donde dejaremos esta senda. Otra opción es, desde la caseta, intentar bajar directos hasta la sima, pero hay bastante vegetación y resulta muy incómodo.

Otro posible acceso, algo más directo pero más confuso por el mal estado de la senda, sería el siguiente: dejar la carretera en un segundo entradero (N39.90960 W0.41670), subir por la pista hasta llegar a un campo de almendros, que cruzamos (N39.90876 W0.41448), y seguir por la traza casi perdida de una antigua senda que nos lleva casi hasta la boca de la sima.


Coordenadas de la Sima: N39.90528 W0.41334
La sima está situada en el contrafuerte que baja hacia el NW desde el Cerro Gordo, sobre el margen derecho del Barranco Pascual.

 

Plano de situación y accesos a la sima del Tío Domingo    





Zona de la galería descendente 

Gatera bastante estrecha, cuidado con el pequeño resalte posterior

Topografía revisada

 

Fotografías: Ana Muñoz y Paco Muñoz

Plano y texto: Paco Mas




martes, 20 de octubre de 2020

RUTA CIRCULAR: LOS PERTEGACES - MAS DE PEÑABLANCA - MASÍA DE VILLANUEVA - RÍO PALOMAREJOS - LA HOZ DEL MIJARES - PUENTE DEL CANTAL - LOS GILES - LOS PERTEGACES.

RUTA CIRCULAR: LOS PERTEGACES - MAS DE PEÑABLANCA - MASÍA DE VILLANUEVA - RÍO PALOMAREJOS - LA HOZ DEL MIJARES - PUENTE DEL CANTAL - LOS GILES - LOS PERTEGACES.

 

La ruta discurre principalmente por los términos de Olba y Rubielos de Mora, y se adentra brevemente, en un recorrido de ida y vuelta, en el de San Agustín, todos ellos en la provincia de Teruel. Transita en buena parte por caminos antiguos, aunque también por pistas y senderos, algunos poco marcados. Pasa por un par de masías importantes en su momento, por algunos corrales y por bancales en desuso. La vegetación varía entre la habitual de la ribera de los ríos y la más propia de mesetas de cierta altitud, así como la de huertos y frutales, de manera que a lo largo del recorrido veremos chopos, abedules, los siempre presentes pinos, rebollos, arces de Montpellier, azarolleros (serbales domésticos), llatoneros (almeces), cornicabras,…, además de higueras, olivos, almendros, nogales, vides,…, y helechos, hiedra, madreselva, rosales silvestres,… Podremos observar buitres, aves rupícolas y, con suerte, algún águila y hasta algunas ardillas y cabras.

Arce de Montpellier, colorido otoñal (Foto: Gloria Palomera)

Cornicabra, colorido otoñal (Foto: Gloria Palomera)
 
 
Punto de partida y llegada:

Zona de juegos infantiles al lado de la carretera TE-V-2001, en uno de los accesos desde aquélla al barrio de Los Pertegaces (Olba). 

 

Recorrido:

Avanzaremos unos 200 m por la carretera TE-V-2001 en dirección a la Venta del Aire hasta el punto en que una pista parte cuesta arriba a nuestra derecha (poste de madera sin ninguna indicación; poco antes hay un sendero/atajo muy poco visible que confluye con dicha pista), y que en pocos metros nos llevará a un depósito de agua.

A partir de este punto tomaremos un camino antiguo muy bien trazado que, tras una subida en zigzag para ganar altura y un llaneo posterior, nos situará en la parte alta de la ladera: muy buenas vistas hacia el valle de Olba, algunos de sus barrios y el curso del río Mijares.

 
Vista parcial del valle de Olba (Foto: José Luis Asensi)

Continuaremos cómodamente por el sendero, que no tiene pérdida (muy transitado, al parecer, por ciclistas de la modalidad de enduro, como indican algunos postes metálicos que encontraremos a lo largo de la ruta), hasta llegar a las ruinas del Mas de Peñablanca; a todo lo largo de este tramo podemos ver las peñas de Santa María a nuestra derecha.

Tras pasar entre los edificios y bancales, el sendero, un tanto erosionado, comienza a ascender con rapidez para llegar a la meseta superior, un buen lugar para, a nuestra espalda, contemplar las peñas de Santa María y, a sus pies, el barranco del arroyo de Rubielos, que desemboca en el río Mijares tras pasar bajo el acueducto de la fuente de La Salud; también podremos ver, entre otros, el Peñagolosa, el Morrón de Campos y la Puebla de Arenoso, el pico Pina y los montes enteramente cubiertos de pinos que cierran el valle de Olba por el Sur.

En sombra, las Peñas de Santa María (Foto: Gloria Palomera)

Seguiremos por el sendero hasta que se transforma en carril y éste en una vía pecuaria catalogada (señal informativa), que tomaremos hacia la derecha y por la que avanzamos unos pocos metros para coger la pista de la izquierda poco antes de un gran corral semiderruido.

Avanzaremos por esta pista, amplia y despejada, flanqueada por pinares muy limpios y multitud de muros de piedra, así como por algunos balsones, hasta llegar a un cruce múltiple, donde tomaremos la pista de la derecha, con aspecto de ser la menos transitada de todas.

Caminando entre pinares (Foto: José Luis Asensi)

Esta pista, en algunos tramos con fuerte pendiente descendente, tras pasar junto a otro corral en ruinas y cruzar un alambre (pastor eléctrico para el ganado), nos llevará a un pequeño barranco, que afluye más adelante en el barranco de la Hoz, probablemente seco, que cruzaremos para alcanzar la pista que transcurre por el otro lado y que, tomándola hacia la izquierda, nos conducirá a una amplia zona despejada en la que veremos una caseta en buen estado y las ruinas de otras, algunos navajos, un aljibe,…: se trata de los restos de la Masía de Villanueva.

Dejaremos la pista y, siguiendo un sendero poco marcado, bajaremos de bancal en bancal hacia nuestra izquierda hasta alcanzar el barranco que hemos atravesado poco antes, por cuyo fondo avanzaremos cómodamente (el sendero poco visible continúa, primero por el margen derecho, luego por el izquierdo y de nuevo por el derecho al llegar a unas balsas de agua en el cauce) hasta alcanzar, tras cruzar una alambrada, en una curva a la derecha, una pista bajo las ruinas de una caseta.

Avanzaremos por el sendero trazado por el ganado en esta pista en desuso y, tras cruzar otra alambrada, llegaremos a una zona muy amplia y también despejada en la que habitualmente pastan vacas y hay una caseta; frente a nosotros, en alto, veremos la Masía de la Hoz; seguiremos el sendero al lado del pequeño barranco hasta que éste desemboca en otro, el río Palomarejos (Palomarejo o Palomarejas según algunas cartografías), que cruzaremos y seguiremos aguas abajo, hacia la izquierda.

Cruzando el río Palomarejos en su curso alto (Foto: Gloria Palomera)

Estamos en el sendero PRVT-126, reconocible por sus marcas amarillas y blancas, que seguiremos hacia la izquierda, en el sentido que llevábamos, y que no abandonaremos hasta casi el final del recorrido.

El sendero, tras una corta subida, nos hace perder altura poco a poco, descendiendo por el margen derecho del río Palomarejos, también afluente del Mijares. Pasaremos sobre conglomerados, junto a una cavidad al borde del camino, encontraremos algunos pinos caídos sobre el sendero, fáciles de sobrepasar, cruzaremos bajo una zona de escalada y, poco antes de llegar al Mijares, pasaremos sobre un canal excavado en la roca, del que podemos ver la sección que discurre al aire libre a nuestra izquierda y que se dirige hacia la central hidroeléctrica de Los Villanuevas.

Llegando al río Mijares (Foto: Gloria Palomera)

Ya al lado del río Mijares, en un cruce con un poste indicador, nos desviaremos a la derecha hacia las palancas que cruzan el río y que, pasando por las ruinas del molino de la Hoz (panel informativo), nos acerca a la zona de la central hidroeléctrica de San Agustín y sus instalaciones auxiliares. Previamente pasaremos frente a una pared en el otro lado del río en la que se podremos observar numerosas cavidades, conocidas como las cuevas de la Hoz (panel informativo), muchas de ellas excavadas por los antiguos ocupantes de la zona. Tras pasar junto a la subestación eléctrica y bajo una tubería de gran diámetro, estaremos cerca de la cascada que forma el agua sobrante procedente de otro canal que parte del embalse de Los Toranes, situado aguas arriba, en las proximidades de La Escaleruela (Sarrión), que vuelve de nuevo al Mijares por el barranco de Linares; el resto del caudal transportado por el canal va a parar por la bien visible tubería a la central situada sobre el río. Desde algunos lugares podremos ver, en el otro margen del río, el llamado azud del Moro y las compuertas que dan inicio al canal que hemos visto sobre el cauce del río Palomarejos. Toda esta zona del río es conocida como la Hoz del Mijares o, simplemente, la Hoz. 

Cascada del barranco de Linares o Salto de la Hoz (Foto: Gloria Palomera)

Seguidamente, retrocederemos por el mismo camino de la ida hasta el cruce con el poste indicador y continuaremos por el sendero PRVT-126 en dirección a Olba.

Después de cruzar el río Palomarejos, muy cerca de su desembocadura en el Mijares, por una zona donde hay varios senderos (seguir las trazas más evidentes), tras dejar a la derecha un azud y el comienzo de una acequia, el sendero asciende ligeramente, pasa por debajo del barrio de El Casucho y, llaneando, desemboca en una pista que en pocos metros nos conduce a la carretera TE-V-2001 junto al puente de El Cantal (poste indicador y panel informativo).

Siguiendo las marcas del PRVT-126, cruzaremos el puente, andaremos unos 250 m por la orilla de la carretera y nos desviaremos hacia el barrio de Los Giles por un sendero que comienza entre dos quitamiedos, cruzando un pequeño curso de agua y pasando junto a la fuente del Hocino; una vez atravesado el barrio, por un sendero entre huertos que en ciertos tramos está alfombrado de verde y en otros empedrado, descenderemos hacia el río Mijares, que cruzaremos por un puente de hormigón y unos troncos para pasar bajo el barrio de Los Villanuevas y, poco después, junto a la central hidroeléctrica del mismo nombre (el agua que mueve las turbinas de esta central es la procedente del canal que se inicia en el azud del Moro). Poco más adelante nos adentraremos en el barrio de Los Pertegaces, donde abandonaremos el sendero marcado y, por el acceso que lleva a la carretera principal y la zona de juegos infantiles, llegaremos a ésta, dando por finalizado el recorrido.

Vista del río Mijares (Foto: Gloria Palomera)

Rápido en el río Mijares (Foto: Gloria Palomera)
 

Fecha de realización de la ruta: domingo, 18 de octubre de 2020 

Tiempo aproximado: entre 4:30 y 5 horas de caminata efectiva

Track de la ruta: 

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/ruta-por-olba-los-pertegaces-penablanca-rio-palomarejos-la-hoz-rio-mijares-57889794

Autores:   

-          Track: Paco Mas

-          Fotografías: Gloria Palomera y José Luis Asensi

-          Texto: J. A. Cobo

 

 

 

lunes, 21 de septiembre de 2020

RUTA DE SENDERISMO POR VIVER, RV-15: CONJUNTOS BÉLICOS DE LAS CAMBRAS Y ALTO DEL NIÑO

RUTA DE SENDERISMO POR VIVER. RV-15

CONJUNTOS BÉLICOS DE LAS CAMBRAS Y ALTO DEL NIÑO


DESCRIPCIÓN BÁSICA:

Ruta circular de dificultad media, pues transita en varios tramos por malas sendas, que recorre las zonas de las Cambras y el Alto del Niño, visitando diferentes conjuntos de restos bélicos de la Guerra Civil de 1936-1939. El interés de la ruta reside tanto en la visita a los conjuntos bélicos como también a los rincones poco conocidos, pero interesantes por su vistas y su propia belleza. La ruta es corta en extensión, pero requiere su tiempo para disfrutar de los diversos espacios que se recorren.

Esta ruta es una variante de la RV-11, pero que en lugar de llegar a Monleón, ataja con la subida por el Barranco Torres o parte alta del Espino, para recorrer así el bonito paraje de las Peñas Royas, hasta llegar a la Loma Vivas (en las Cambras), donde podemos encontrar interesantes restos bélicos,. Previamente habremos subido al Alto del Niño, donde a su vez también podremos ver otros elementos de la citada Guerra.


DATOS:

- Punto de partida: Fuente de Morredondo, Viver.
- Distancia: sobre 6 kilómetros.
- Tiempo previsto: de 2 a 5 horas, según lo que nos entretengamos en los puntos de interés.
- Dificultad: ruta de dificultad media, pues en varios tramos se camina por malas sendas o campo a través.


DESCRIPCIÓN DESARROLLADA.

Esta descripción solo pretende dar una idea general del recorrido así como de los principales elementos del patrimonio rural que encontraremos durante el mismo. Se puede encontrar información complementaria en el plano que se adjunta al final, e información más detallada en el track para GPS cuyo enlace se facilita en el final de este texto.

Iniciamos la ruta desde la Fuente de Morredondo. Para llegar a la misma, la mejor opción es tomar la carretera CV-236 que se dirige hacia Torás y Bejís, desde la carretera N-234, recién pasado el restaurante del Cristo. Dos kilómetros después de tomar el desvío que nos separa de la carretera que se aleja hacia Teresa, pasaremos un pequeño collado, justo en el cual sube la pista asfaltada que va hacia la gran cantera situada en la parte alta de las Cambras, y a la derecha hay un camino asfaltado, que va hacia Ragudo, y también a la Fuente de Morredondo (hay una pequeña señal en el desvío), la cual está avanzando unos 500 metros por dicho camino.

Tras coger agua, iniciamos nuestra ruta siguiendo el camino asfaltado, en dirección Norte. Lo seguimos unos 600 metros, hasta encontrar un camino de tierra que sale en una curva y en diagonal hacia nuestra izquierda (desvío 1), el cual tomamos. Este camino se adentra en el rincón conocido como el Covarcho, zona que mantiene algunos cultivos de almendros. Justo en la zona de cultivos podremos ver delante de nosotros las laderas de la Loma Vivas, y en ella un par de covachas (las cuales dan nombre al topónimo). Delante de la inferior (aprovechada como aprisco o corraliza), hay un nido de ametralladoras que ha sido reutilizado para poner dentro del mismo un aljibe de agua. Si queremos visitar este curioso lugar debemos ascender por entre los campos y luego a través hacia la misma cueva (no hay track indicado).

Siguiendo nuestro camino, enlazamos con otro camino también de tierra, que tomamos a la izquierda (desvío 2). Al poco nos adentramos entre pinos, a un punto donde hay un viejo cartel de madera en el cual no se lee ya nada. Hemos entrado en la partida conocida como el Pozo, que se alarga hacia el Noreste. En este punto del viejo cartel (desvío 3) tomamos a nuestra derecha (Sureste) una línea de hitos de piedras que nos guían a ascender la corta subida hacia el Alto del Niño, extensa loma casi plana, repleta de trincheras y algunos nidos de ametralladoras, y muy buenas vistas, aunque éstas serán mejores desde el alto de las Cambras. No obstante podremos ver muy bien desde aquí las Peñas Royas, que son los dos contrafuertes de color rojizo y llenas de covachas que quedan a nuestra espalda conforme hemos subido, o al Oeste.

Decir que las Cambras constituye toda la gran partida que abarca la Loma Vivas (por la cual iremos luego) y las paredes de las Peñas Royas (así les llaman principalmente en Ragudo). Pero también se incluyen en esa gran partida otras pequeñas partidas como el Pozo, el Covarcho, el Cañarejo, el Corral del Calvo, y parajes como la Loma Calza y la Loma Pelá. Se puede profundizar en el conocimiento sobre el terreno y toponimia de esta zona en el Catálogo del Patrimonio de Viver, en el siguiente enlace:
www.viver.es/index.php/vivir-en-viver/cultura/catalogo-de-patrimonio-de-viver

En el Alto del Niño encontraremos, como ya se ha dicho, un importante conjunto de trincheras que perimetran todo el cerro, así como algunos nidos de ametralladoras (o búnkeres). Para quien tenga interés en saber más de todo este aspecto, recomendamos consultar el siguiente enlace; no obstante hay más información en los libros publicados al respecto y también otros documentos en internet.
http://turismo.viver.es/index.php/que-hacer/frente-de-viver

Nuestra ruta recorre parte de esas trincheras y nidos, campo a través, buscando el paso entre el matorral. En cualquier caso, y para quien tenga interés, se recomienda andar más al detalle por esta zona. Otra cuestión que consideramos relevante de este punto son las rocas, de color rojizo y muy estratificadas, que recuerdan al rodeno, aunque en realidad son calizas que se formaron en zonas intermareales (a ello se debe su fuerte estratificación, mientras que el color se debe a la abundancia de óxidos de hierro).

Una vez recorrido el conjunto del Alto del Niño, volvemos a bajar al punto donde está el viejo cartel de madera (desvío 3), y ahora tomamos el sentido contrario, también entre los pinos, y siguiendo de nuevo un trazado indicado con hitos de piedra. Pronto pasamos una zona con suelo de rodenos despejada de vegetación, y que supone una pequeña divisoria de dos barrancos (Espino y Zalón) que casi se juntan, pero no llegan a hacerlo ahora (lo harán más adelante, junto a más barrancos, conformando todos juntos el Barranco de las Ramblillas). Esta traza nos va subiendo la ladera en dirección a las paredes, por entre antiguos bancales ya hace mucho tiempo abandonados. En un momento dado seguiremos la traza principal, dejando una variante a nuestra derecha (desvío 4). Continuamos atentos a los hitos, hasta llegar bajo la gran pared rojiza a una zona con una gran losa, conocida como la Cantera del Vado. Una cuerda nos ayudará a bajar por la losa (tener cuidado), hasta el cauce del barranco, que es en realidad el Barranco del Espino, aunque este encajonado tramo alto es conocido como Barranco Torres.

Continuamos nuestra subida, ahora por el otro margen, y disfrutando de este hermoso, poco conocido y silencioso paraje, bajo las Peñas Royas o las Cambras, paredes de calizas, donde abunda la piedra “tosca”, con mucha coloración rojiza y llenas de oquedades y covachas. Es recomendable realizar alguna parada para disfrutar del paraje. Al poco encontraremos una traza de una antigua senda, que seguimos dando algunas revueltas para salvar mejor la pendiente, hasta alcanzar la zona alta, ya plana.

Seguimos los hitos hacia nuestra izquierda (Este), y a los pocos metros nos asomamos, con sumo cuidado, hacia el borde de las paredes, para observar la zona por la que hemos subido. Tal vez podamos observar cuerdas (o el hilo guía) que alguna gente está utilizando para cruzar  entre las dos paredes por encima de una cinta haciendo equilibrios (slack-line). Volvemos a nuestra traza que seguimos, pasando entre un montón de restos de casetas, que eran utilizadas para guarnecerse los soldados), y enseguida llegamos a una zona repleta de muros formando parapetos a modo de trincheras. Toda esta zona la hemos llamado “Conjunto Bélico de las Cambras 1”. Es un lugar muy interesante de recorrer, por la abundancia de restos, que además están en relativo buen estado, y también por las excelentes vistas que tenemos de nuestro entorno.

Situados en el conjunto de parapetos, podemos observar detrás (Norte) de nosotros los montes de Ragudo y su continuidad en la Sierra de Cerdaña, por detrás de la cual se asoma el pico de Santa Bárbara (ya en Sierra Espina). Hacia el Noreste destacan la Sierra de Caudiel y la continuidad con toda la Sierra Espadán (en la cual se aprecian las tres cumbres principales: Alto del Pinar, la Rápita y el Pico Espadán). Delante de toda esa sierra se adivina el monte de San Roque de Viver, y entre ese cerro y nosotros toda la gran zona de los llanos de Ragudo, que incluyen también las grandes partidas de Zalón y de Morredondo. Al Suroeste, muy cerca hay un cerrito lleno de pinos y con forma redonda, el Cerro de Morredondo, que ya estaba ocupado por el otro frente (el republicano). Hacia el Este y el Sur tenemos la Muela de Jérica, y detrás toda la Sierra Calderona, con la Cueva Santa al pie del Montemayor, extendiéndose por los montes de Bejís, la Bellida (delante se aprecia Sacañet), y la Sierra del Toro.

Tras gozar todo el rato que nos apetezca de este rincón, seguimos nuestro camino, buscando los hitos que nos llevan hacia el Oeste; no hay senda, y avanzamos entre el matorral y por suelo de abundantes piedras, conocido por esta comarca como “clapiza”. Unos 300 metros después atravesamos otra gran zona de muros y parapetos, que hemos llamado “Conjunto Bélico de las Cambras 2”, y que constituye otro gran punto con elementos bélicos. Siguiendo nuestra traza todavía atravesaremos otros elementos, ya de menor interés, y algunos al parecer reconvertidos en majanos. Continuamos el avance hasta llegar a un sembrado junto a un bebedero para la fauna silvestre, acondicionado por los cazadores. No nos cansaremos de repetir el valor de estos puntos con agua, tan importantes no sólo para la fauna cinegética, sino también de otros animales silvestres, como por ejemplo las abejas, sin las cuales no tendríamos cosecha de frutales como el almendro.

Cerca del bebedero encontramos una senda (desvío 6), que tomamos a la izquierda, y que seguiremos hasta su final. Estamos muy cerca de la gran cantera (de las Cambras o de Morredondo), de la cual se extrae material para producir cemento blanco. Continuando por la senda, bajamos en paralelo al Barranco del Cañarejo. En un punto dado podemos dejar momentáneamente la senda para acercarnos a ver una de las caleras que hay por el término de Viver, en relativo buen estado. La fabricación de cal fue una de las tantas actividades tradicionales, y en Viver, donde predominan los suelos calizos, era habitual producir este producto utilizado principalmente para la construcción (hemos localizado más de 20 caleras por el término, aun estando seguros de que hubieron más).

Continuamos la senda, que nos lleva de nuevo al camino asfaltado inicial (desvío 7), y seguimos ahora a la derecha, para llegar a la Fuente de Morredondo, punto inicial y final de nuestra ruta.


Archivo GPX:  RV15 Conjuntos bélicos de las Cambras y Alto del Niño
https://drive.google.com/file/d/1f45pqJ1HyE5GxD3CswKosUXBG3BQEr0Q/view?usp=sharing

 

 Visitando los restos bélicos del Alto del Niño      
 Parapetos bélicos de las Cambras

 

 La pared más roja de las Peñas Royas, y al fondo los Montes de Ragudo

 Vistas desde la zona alta de las Cambras. Delante el Alto del Niño,
detrás los llanos de Ragudo y Zalón, y al fondo el perfil de la Sierra Espadán



Autores: Pepe Juesas y Paco Mas.
Fecha: septiembre de 2020.


 

martes, 28 de julio de 2020

ARCOS NATURALES DEL ALTO PALANCIA y otros cercanos, ANEXO 1 (Provincia de Castellón)

ARCOS NATURALES DEL ALTO PALANCIA y otros cercanos, ANEXO 1 (Provincia de Castellón)


    Autor: Paco Mas
               Julio de 2020

    Colaboradores:
        José Ángel Cobo
        Ximo Arenós (SICE)
        José Ángel Planillo
        Francisco Muñoz
        Ana Muñoz



El documento “Arcos Naturales del Alto Palancia y otros cercanos” se publicó en el mes de junio de 2020. Incluía 11 referencias. Una vez publicado, han llegado nuevas referencias que han sido desarrolladas a continuación.


Lista de los arcos referenciados en el documento:

1. Ventano del Diablo                                 Bejís
2. El Arco                                                  Teresa
3. Peña Agujereá                                       Caudiel
4. El Contador                                            Jérica
5. Cueva Agujereada                                  Pavías
6. Cueva Agujereada                                  Castellnovo
7. Peña Ajuerá                                            Azuébar
8. Ventana del Rayo (Pico Bellota)                Chóvar
9. Cueva de la Nariz                                   Altura
10. Peña Agujereá                                      Montán
11. Ventana del Caballo                              Montanejos


Nuevas referencias:

12. Paso del Chorrador del Bicho                          Navajas
13. Abrigo y fractura del Barranco del Cuervo       Altura



Nombre:     PASO DEL CHORRADOR DEL BICHO
Población y comarca:    NAVAJAS      Alto Palancia
Coordenadas: 30 S 713551 4417277/ 359 msnm / N39.87868 W0.50278

Situación y acceso:

Este arco y otro muy cercano están situados en el paseo del río Palancia, en Navajas, entre el rocódromo y la Fuente de la Peña, bajo las paredes de “toscas” o tobas calcáreas.

Para llegar, tomar este paseo bien desde el rocódromo o bien desde la Fuente del Hierro, cercana a la Fuente de la Peña. Es necesario pasar bajo el mismo arco. Muy cerca, entre el paseo y el río se abre un segundo arco, bajo el que no es necesario pasar.

Descripción: Son dos arcos, muy cercanos, creados por grandes bloques de piedra desprendidos de la pared principal. El arco principal está en el mismo paseo, y es necesario pasar por debajo. Mide 3 metros de ancho en su base, pero sólo 1,5 metros de alto, que es el punto que permite mejor el paso, pues la abertura tiene forma de triángulo. El bloque que lo cierra por el lado del río mide unos 8 metros de alto al menos y unos 10 de ancho. La longitud del tramo cubierto es de 5 o 6 metros.

El segundo arco, situado a escasos metros del principal, da al río y al no ser necesario pasar por debajo del mismo, pasa algo desapercibido. Mide unos 3 metros de ancho por 3 metros de alto, con una longitud de unos 5 metros. Está formado por dos bloques apoyados en el suelo, y otro apoyado encima de éstos, que viene a medir 4 metros de ancho por 5 metros de alto.

En principio no tienen nombre. Antiguamente el paso peatonal estaba más pegado a la pared, pero se cerró y la nueva senda se abrió por debajo de los bloques. A falta de un nombre más oficial, le hemos llamado "Paso del Chorrador del Bicho", por la antigua cascada que caía próxima a este punto.

El material geológico sobre el que está formado son tobas calcáreas, llamadas “toscas” en esta zona, de época muy reciente en términos geológicos, posiblemente del mismo Cuaternario.


Arco principal, Paso del Chorrador del Bicho

Arco principal, Paso del Chorrador del Bicho





Arco segundo, Paso del Chorrador del Bicho





Nombre:     ABRIGO Y FRACTURA DEL BARRANCO DEL CUERVO
Población y comarca:    ALTURA      Alto Palancia
Coordenadas: Fractura  30 S 712381 4410354 / 572 msnm / N39.81665 W0.51869
                     Abrigo 2  30 S 712360 4410359 / 560 msnm / N39.81671 W0.51894

 Situación y acceso:

Están situados en la cara Sur de la loma que hay encima de la Fuente del Pozuelo, mirando hacia el Barranco del Cuervo.

El mejor acceso es subir por la senda que se inicia frente al Corral del Pozuelo, que en poco nos sitúa sobre un paso por el que accedemos a una loma, por la que podemos caminar cómodamente y con buenas vistas. La fractura está localizada en el mismo borde la la loma. Para el abrigo existe la posibilidad de alcanzarlo por la propia fractura, o bien por la ladera Sur, que tiene algo de matorral. A la Fuente del Pozuelo se accede por una pista que se toma a la derecha en la carretera CV-25 que va desde Altura hacia Gátova, poco antes de la señal del km 32, y posteriormente un desvío señalizado a la izquierda.

Descripción: La fractura tiene dos aberturas arriba, una de más cómodo paso, que permite con cuidado bajar por la misma en oposición. El conjunto produce un arco de roca, a modo de pequeña cueva. Mide sobre 1 metro de ancha y unos 6 metros de larga, aunque la zona cubierta por el arco mide unos 3 metros.

El abrigo es una pequeña cavidad, formada por otro arco que traspasa la roca, y que además tiene una pequeña covacha interior. La covacha apenas mide 2 x 4 metros, con una altura de menos de medio metro. La zona cubierta por el arco mide unos 3 x 5 metros, con una altura que oscila entre 1 y 2 metros. Este abrigo ha sido nombrado con el nº 2, ya que existe otro  no muy lejos (el nº 1).

Los materiales geológicos de estos terrenos son principalmente (aunque no únicamente) calizas dolomíticas correspondientes al periodo del Triásico medio (o Muschelkalk).

 Fractura del Barranco del Cuervo

 Abrigo 2 del Barranco del Cuervo
 Fractura desde el Abrigo 2 del Barranco del Cuervo


PLANO GLOBAL DE SITUACIÓN DE LA TOTALIDAD DE LOS ARCOS REFERENCIADOS.

 



jueves, 23 de julio de 2020

CAVIDADES DE VILLANUEVA DE VIVER.

CAVIDADES DE VILLANUEVA DE VIVER. Julio de 2020.


CUEVAS DE MANGANESO

Son unas pequeñas explotaciones para extraer este material, que no tuvo mucho éxito.
Son tres bocas, dos de ellas colmatadas, y una tercera que es una galería casí recta, de unos 8 metros de larga, casi plana, con una anchura de 1 a 1,5 metros, y una altura que oscila entre 1 a 2 metros. Al final el conducto se estrecha y asciende, siendo impenetrable a día de hoy.

Las cuevas se encuentran cerca del Barranco de la Maimona, por la zona de la Tejería. Se puede llegar caminando desde la Ermita de San Martín primero por unas pistas y luego por una bonita senda que baja al mismo lecho del Maimona.

Coordenadas:
Boca superior, colmatada: N40.06529 W0.63638  861 msnm
Boca inferior abierta:        N40.06527 W0.63626  852 msnm
La otra boca está junto a la inferior, pero cerrada por piedras y maleza.



 

 
 



 SUMIDEROS DEL CENTENAR

Se trata de dos puntos, cercanos entre ellos, y situados en el Barranco del Centenar (que es el mismo que el del Cerezal y el del Majano, pero así se llama a ese tramo, ya final). Son dos fracturas muy estrechas e impracticables, aunque curiosas, que se abren en el rocoso lecho del mismo barranco. La superior está junto a una pequeña badina, en su lateral, y mide unos 10 a 20 centímetros de ancha, y se estima una profundidad de al menos unos 3 metros (por el sonido de las piedras). La inferior es más estrecha aún, y apenas mide 10 centímetros, cortando parte del lecho, y en la cual se estima una profundidad de unos 10 metros al menos (por el sonido de las piedras).

Ambas grietas se tragan el agua que corre por el barranco, salvo que el nivel del agua por las lluvias sea excesivo. Hay que decir que en general este pequeño barranco va seco, y en su cercano final desemboca en el Barranco de la Maimona. No tienen nombre propio, así que los hemos denominado de esta sencilla manera.

Coordenadas:
Grieta superior:  N40.06211 W0.64531  856 msnm
Grieta inferior:   N40.06247 W0.64554  855 msnm










lunes, 20 de julio de 2020

CUEVA DEL PINO. CUEVA DEL BARRANCO ANDALUPE. JÉRICA.

CUEVA DEL PINO. CUEVA DEL BARRANCO ANDALUPE. JÉRICA.


Cavidad situada al pie de unas paredes rojizas localizadas en el margen izquierdo del Barranco Andalupe (en algunas cartografías se le nombra como Barranco Benajas, aunque éste sería el paralelo). Este pequeño barranco que desemboca en el río Palancia, pertenece al término de Jérica, si bien está situada cerca del término y pueblo de Teresa.

Fue referenciada por un vecino de Teresa, José Lasanta, quien dijo conocerla y haber entrado allí hace años, si llegar al final. La conocían como la Cueva del Pino, porque en su boca había un pino, pero éste se quemó en el incendio de 2012. Ahora está creciendo en su boca un llatonero (también llamado latonero o caicabero en la comarca, o almez en castellano).

Coordenadas:  30 S 701487 4418587  684 msnm.
(El Gps puede tener algo de error, al encontrarse muy pegada a una pared).

Es fácil de localizar pues solo hay una pared roja en la zona, y está un poco a la izquierda de un visible agujero, el cual es pequeño y no tiene mayor interés.

El primer intento de búsqueda fue fallido debido a la presencia de una colmena silvestre, en el verano de 2018. En enero de 2019 fue localizada por José Ángel Cobo y Paco Mas, explorándola casi en su totalidad. No requiere el uso de cuerdas. Fue de nuevo visitada y explorada al completo además de tomar algunos datos, el 25/5/19 por Miguel Oury, Marian Martos, y Paco Mas. Y finalmente se tomaron el resto de datos el 30-6-20 por Paco Mas.



 Paredes donde está situada la cavidad, a la izquierda donde la estrella

La boca, de unos casi 3 metros de ancho en su base, pero de sólo 0,70 metros en su parte central y más alta, orientada casi al Norte (20º) y situada en un recodo, da paso a una inclinada fractura orientada en general a 200º. Hacia el Norte hay una pequeña y cómoda galería que conecta con otra boca estrecha e impracticable. Hacia al Sur la fractura se extiende, siempre con inclinación, por la que se puede avanzar a varios niveles. Al principio toda la fractura presenta continuidad, pero luego está separada en tres ramales, eso sí, en la misma línea de la diaclasa. La anchura habitual de la fractura no llega al metro, aunque en algunos puntos mide casi dos metros. No tiene apenas ninguna formación, pero es una cavidad bastante limpia y estable. Hay restos de pelos y huesos de algún mamífero, y hemos observado un pequeño murciélago casi en su zona final.

Hay otro agujero más adelante, escondido, localizado en enero de 2019, en principio sin mayor interés. Y también hay otra cavidad, que hemos llamado Abrigo del Barranco Andalupe, visible desde lejos y algo más abajo en el mismo conjunto de paredes, pero que no es más que un abrigo escaso e irregular, que apenas protege, aunque muestra signos de haber sido usado en alguna ocasión. Mide unos 3 metros de ancho por casi 2 metros de hondo en su parte central.


Paco Mas. 3/7/2020.






Entrada de la Cueva del Pino



jueves, 16 de julio de 2020

RUTAS DE SENDERISMO POR VIVER


Nota previa: esta presentación, así como las descripciones de las catorce rutas, ya recogidas en entradas previas en este mismo blog, pueden encontrarse unificadas en un solo documento en

https://drive.google.com/file/d/1IQgf9h9mMf_zCOzpq3NZz8zdpqSleYqz/view?usp=sharing



RUTAS DE SENDERISMO POR VIVER


Presentamos un conjunto de 14 rutas de senderismo, básicamente dentro del término de Viver (aunque alguna se extiende por otros términos colindantes), todas ellas de nivel fácil o moderado, para ser recorridas en general en media jornada (de 3 a 6 horas).

Dado que están diseñadas a modo de red, como se puede observar en los planos globales adjuntos, pueden combinarse algunas de las rutas, resultando rutas de mayor duración para quien así lo desée, o realizar otras variaciones a gusto personal.

En el diseño de las rutas se ha buscado que éstas cubran casi todo el término de Viver, siendo su finalidad no tan sólo ofrecer una alternativa lúdico-deportiva, sino que también sirvan para conocer el territorio de Viver, así como diversos elementos patrimoniales y naturales, que son nombrados en la explicación que se puede encontrar en cada una de las rutas.

Está previsto seguir editando otras rutas que cubran el resto del término, así como otras de carácter más temático y divulgador.


LISTA DE RUTAS:

    RV1. La Torre y el Sargal.
    RV2. San Miguel y los Ojos del Prao.
    RV3. Santa Cruz y el Sargal.
    RV4. Viver a Teresa.
    RV5. La Chana y Río Palancia.
    RV6. Los 3 San Roques.
    RV7. Viver - Jérica, por San Roque y Ula.
    RV8. Vía Verde y Monleón.
    RV9. Barranco de la Moza y Barranco Hurón.
    RV10. Montes de Ragudo.
    RV11. Las Cambras.
    RV12. Los Infantes y Morredondo.
    RV13. Viver a Ragudo.
    RV14. La Fuensanta.


A estas rutas hay que añadir los dos recorridos que vienen realizándose cada año para la prueba del Trail Molinos Viver. Ambos “tracks” están incorporados dentro del archivo completo en GPX que se comenta a continuación, aunque no se han reflejado en los planos para no enmarañarlos con más líneas. El trazado de la prueba del trail de 12k se complementa con las rutas propuestas 3, 4 y 5, mientras que el trazado de la ruta más larga, la de 23k, se complementa con las rutas 3, 9, 10, 11 y 13.

En el siguiente enlace se puede descargar el archivo en formato GPX que contiene los datos de todas las rutas conjuntamente, que pueden usar las personas que manejen estos archivos con programas de gestores de mapas. No obstante, en cada ruta se puede descargar el archivo con el “track” único de la misma, también en formato GPX.

Aclaramos que estos archivos (formato GPX) no deben ser abiertos en formato html (ya que sólo se aprecian garabatos), sino que deben ser descargados, y a continuación pasarlos al dispositivo que se maneje (GPS o Móvil).

https://drive.google.com/file/d/1-KkmbS73Mo_doVLttXv8UPDz7u6XEvgX/view?usp=sharing


Todas las rutas están puestas en el portal de Wikiloc en modo resumido, y en modo completo en el blog del Club Excursionista del Alto Palancia:

http://ceapaltopalancia.blogspot.com/search/label/RUTAS%20POR%20VIVER


Se adjuntan dos planos de situación global de todas las rutas, uno con los elementos principales, y otro más simplificado, sólo con las trazas, para ver mejor el conjunto.





















Autor: Paco Mas.
Fecha: junio de 2020