CEAP - GESAP

PARA VER ACTIVIDADES PROGRAMADAS ENTRAR EN FACEBOOK DEL CEAP

sábado, 16 de mayo de 2020

GEOLOGÍA DE CAUDIEL, REFERENCIAS BÁSICAS

GEOLOGÍA DE CAUDIEL, REFERENCIAS BÁSICAS

Nota previa: en la presente entrada se recoge el apartado 8 completo del documento "Toponimia y Geografía de Caudiel" (se han intercalado en el texto algunas fotos que no aparecen en éste), que puede consultarse íntegramente en:

https://drive.google.com/file/d/1ZQjBxWZLrAREifd35CAHWqpDv5y62KEV/view?usp=sharing

y complementa la entrada anterior, en la que se muestran otros apartados del mismo documento.



8. REFERENCIAS BÁSICAS SOBRE GEOLOGÍA DE CAUDIEL.


Por último, he desarrollado unas referencias básicas sobre la geología del término de Caudiel. Parte que, sin profundizar, tiene como objetivo aportar unas pinceladas sobre este tema en términos comprensibles para el lector no conocedor del mismo. Decir además que soy un mero aficionado, con un limitado nivel de conocimientos.

Primero hacer dos consideraciones. Utilizo en ocasiones el término “suelo” porque creo que se entiende mejor por la persona no experta. Sin embargo, técnicamente dicho término hace referencia a un producto “litológico”, generalmente reciente y, muchas veces aunque no siempre, originado por el hombre, que resulta de la erosión y acumulación de materiales diversos. El término correcto es pues litología, afloramiento litológico o formación litológica. La Litología es la parte de la Geología que estudia las características de las rocas que aparecen constituyendo una determinada formación geológica en la superficie del territorio. 

La segunda consideración es que hay que diferenciar, por un lado los materiales que conforman una determinada zona o afloramiento litológico (objeto importante de estudio en Geología), y que vulgarmente podríamos llamar tipo de rocas; y por otro lado el relieve, paisaje, o conjunto de montañas que vemos (objeto de estudio de otra disciplina de la Geología). Y esto es importante, porque los materiales obedecen a unos sucesos de unas épocas bien diferentes al relieve, siendo éste el resultado de una época muy posterior y de fenómenos distintos.

Suelo poner un ejemplo que, aunque muy vulgar o sencillo, creo que puede servir para entender la diferencia anterior. Si hoy me como un bocadillo, me estoy comiendo un pan con su forma y volumen particular, pan que puede haber sido cocido hace un día, a base de harina y levadura; el material que conforma el pan es la harina, pero el resultado de ayer (harina en polvo) y el que vemos hoy (el pan) no se parecen en nada. Por otra parte, el pan puede ser de hoy o de ayer, pero la harina posiblemente sea de hace meses o años. Hay una diferencia de tiempo muy importante entre cuando se hizo la harina y cuando se ha hecho el pan. Podríamos ir más atrás y pensar que antes de la harina hubo trigo, y antes semillas, …, es decir, que ese material sufrió intensas transformaciones antes de llegar a lo que fue, y en escalas de tiempo mucho mayores que la transcurrida en la parte final de la elaboración del pan.

El material del que hablamos en geología es la roca (en el ejemplo la harina), y el relieve son las montañas (en el ejemplo el pan).
Por aprovechar un poco más el ejemplo, supongamos que el pan se hizo ayer, que me preparo el bocadillo hoy y lo pongo en la mochila, se comprime y deforma, y además se enmohece un poco. No me lo como hasta mañana, y cuando lo saco se asemeja poco al bocadillo que preparé. Es lo que pasa con el relieve, que una cosa es cómo se crearía y otra lo que nosotros vemos, producto de la erosión y otros factores. Y además, la escala de tiempo del deterioro del bocadillo sigue siendo mucho más pequeña que el tiempo transcurrido en los procesos anteriores.

Por tanto, por un lado vamos a hablar de los distintos materiales que conforman los “suelos” o litologías de Caudiel. Y luego hablaremos de cuándo se formaron estas montañas y relieves que vemos ahora.

Para ver los materiales utilizaremos el mapa geológico, un plano con muchos colores que representan los diferentes afloramientos litológicos. 

El mapa que adjunto, fragmento de las hojas nº 614, nº 615, nº 639 y nº 640, pertenece a la colección de mapas geológicos del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), fruto de la intensa labor realizada al completo en España en los años 70 del pasado siglo. Estos mapas pueden consultarse y descargarse en el enlace: http://info.igme.es/cartografiadigital/geologica/Magna50.aspx

En el mapa que he montado con fragmentos de las cuatro hojas (de ahí las diferencias de tono en algunos colores) he marcado en rojo el contorno aproximado del término de Caudiel. Estos mapas van acompañados de una leyenda para interpretar los códigos y los colores, la cual adjunto en la siguiente página.




Ahora voy a ir nombrando y comentando, a grandes rasgos, los materiales que conforman las diferentes zonas que comprende el término de Caudiel.

Empezamos por la zona Norte, por gran parte del conjunto de Sierra Espina, que vemos de un color rosa intenso. Son los suelos tan característicos de “rodenos” o areniscas rojas, aunque también contienen argilitas y conglomerados. Las areniscas son rocas sedimentarias (formadas por la agrupación y consolidación de diferentes materiales sueltos procedentes de la erosión de otras rocas y materiales), en este caso formadas por la compactación de granos de arena o sílice, que dan lugar a suelos ácidos. Las argilitas son rocas sedimentarias formadas por arcillas, granos muy pequeños de diversos componentes. Los conglomerados son también rocas sedimentarias, en este caso formadas por la compactación de diversos materiales, muchos de ellos de tamaño grueso, como gravas y cascajos, y también arcillas, uniéndose todo ello con algún cemento cálcico o silíceo.

Rodenos, Sierra Espina

Estos materiales son de una época muy antigua, conocida como Triásico inferior o Buntsandstien, que podemos situar aproximadamente hace 250 millones de años. Su formación se debe a la compactación de residuos de la erosión sobre materiales anteriores. Por simplificar mucho, lo que podría ser la arena de un desierto, resultado de la erosión de montañas anteriores, y compactado por el peso de sucesivas y posteriores capas de otros materiales.

Leyenda de datos de la hoja del IGM nº 640


Tanto en el extremo Oeste de Sierra Espina (zona de la Canaleta), como en la parte situada al Sur de esta Sierra (zonas del Mas del Cuevas, Mas del Baile y Mas de Noguera), y gran parte de la zona Oeste del término (Mas del Bravo, La Solana, Cerro Jaime, …), las vemos de un color rosa grisáceo (varía según el fragmento de mapa). Son materiales compuestos principalmente por rocas calcáreas (calizas y dolomías), que son también rocas sedimentarias pero en este caso su material principal son restos de organismos, los cuales se acumularon en fondos marinos de poca profundidad, y cuando se compactaron por el peso del agua y otros materiales dieron lugar a estas rocas.

Materiales calcáreos típicos de una "clapiza" (Cantera de la Piedra)

La época cuando se formaron estos materiales es conocida como Triásico Medio o  Muschelkalk, posterior en el tiempo a la mencionada antes, y que podemos situar hace unos 230 millones de años.

Intercaladas entre las zonas anteriores, podemos ver unas franjas de materiales rosas (no tan intenso el color como en Sierra Espina, ni tan grisáceo como en el caso anterior). Son materiales compuestos por yesos y arcillas, resultado de los grandes procesos de evaporación y sedimentación salina que hubo tras el Triásico Medio. Son bien conocidas algunas zonas de Caudiel ricas en yesos y arcillas, como por ejemplo la propia partida de Los Aljezares, cuyo nombre lo indica bien claro.

Materiales yesíferos en La Solana (Fotografía de Inocencio Mor)

La época cuando se formaron estos materiales es conocida como Triásico Superior o Keuper, que podemos situar hace unos 210 millones de años, o sea posterior a las dos anteriores.

Luego tenemos otra gran zona, la de color azul oscuro (el color debería ser el mismo azul, aunque cambia el tono en los fragmentos de cada mapa), y que abarca gran parte del conjunto de La Sierra y sus faldas que caen hacia el Sur. Son materiales formados principalmente por rocas calizas, que como ya se ha dicho, son rocas sedimentarias provenientes de la compactación de restos de organismos (corales, conchas, etc.), los cuales se acumularon en fondos marinos de diversa profundidad. Las Canteras del Gullirno son un claro exponente de estas rocas, muy ricas en fósiles. A poco que uno se fije, observará la diferencia de colores y texturas entre estas rocas calizas y, las calizas por ejemplo, del Cerro de la Mina, pertenecientes al Triásico Medio.

Materiales calizos en las Canteras del Gullirno (Fotografía de José Luis Asensi)

La época cuando se formaron estos materiales es el Lías o los principios del Jurásico, que podemos situar hace unos 200 millones de años. Como se puede observar, el Jurásico es posterior al Triásico. La vasta época del Jurásico es cuando comenzaron formas de vida como los famosos dinosaurios. Todavía lejos, muy lejos, de la presencia de los homínidos (precursores del ser humano) sobre el planeta, hace unos 2 millones de años.

Siguiendo con la descripción, tenemos varias zonas de diferentes tonos de azul, como son una franja que hay sobre el núcleo urbano (muy alterada en su aspecto por el intenso uso agrario), así como otras franjas al Este del término (Los Hermanillos, El Sabinar, Rambla de Peña Roya, etc). Son materiales formados principalmente por rocas calizas, si bien se alternan con arcillas y margas en diferente medida. Las margas son también un tipo de roca sedimentaria, con formas, colores y composición muy variables, pues son el resultado de la combinación de calizas con arcillas en distintas proporciones. Por cierto, que los suelos tipo “clapiza”, típicos de las partidas de La Clapiza y El Sabinar, donde afloran abundantes rodales de roca viva, pertenecen a estas litologías.

Margas en el talud de una carretera (Fotografía de Emilio Cortés)

Las épocas cuando se formaron estos materiales son diferentes fases del Jurásico, tanto de lo que se podría considerar el Jurásico Medio o Dogger, como del Jurásico Superior o Malm.  Fueron épocas de variación del nivel del agua de los mares, con momentos de regresión de los mismos, y épocas de fondos marinos de poca profundidad, como los que se dan en los ambientes de lagos y deltas. A ojo, podríamos datar estas épocas entre hace 180 y 150 millones de años.

Hay una zona, coloreada en verde en el mapa, que abarca desde la población de Caudiel hasta la de Benafer, extendiéndose algo más allá. Son diversos materiales compuestos por alternancias de arcillas, calizas, margas y areniscas, todas ellas diferentes rocas de tipo sedimentario, de las que ya hemos hablado. Es la continuidad de la época anterior, con tendencias a la regresión de los mares, a finales del Jurásico y principios del Cretácico, y que podemos fechar aproximadamente hace 150 o 145 millones de años. 

Por último tenemos dos zonas, ambas de color tierra, una más clara al Este de la población, y otra más ocre al Sur, en la linde con Jérica. Los materiales que predominan en estas zonas son arcillas rojas, areniscas arcillosas y conglomerados, fruto de largos procesos de erosión y arrastre. Todos estos procesos se dieron ya a lo largo del Terciario o Cenozoico, y también durante el Cuaternario.

El Terciario comenzó hace unos 65 millones de años, a partir de las fuertes convulsiones que sucedieron en la Tierra. Procesos que acabaron con los dinosaurios y fomentaron otras formas de vida animal y vegetal, con la proliferación de los mamíferos y las aves, así como con un gran incremento de algunos grupos de insectos. También supuso el desarrollo de las plantas con flores que hoy nos parecen tan normales. 

Otro hecho relevante de la época Terciaria es que a largo de ella se sucedieron importantes procesos tectónicos en todo el planeta, con fuertes movimientos y empujes de las grandes placas. Fruto de todo ello es el paisaje que ahora vemos, eso sí, modificado por los procesos de erosión posteriores a lo largo de tantos millones de años. 

Como ya he dicho al principio de este capítulo, debemos diferenciar de qué época son los materiales que constituyen las montañas, y cuándo se formaron éstas. Hemos visto que gran parte de los materiales del término de Caudiel se formaron en el Triásico y en el Jurásico, cuando el paisaje era totalmente diferente; por ejemplo durante gran parte del Jurásico fueron zonas sumergidas, aunque a veces de escasa profundidad. Pero durante el Terciario, el empuje de la placa continental africana sobre la europea ocasionó fuertes presiones y plegamientos que derivaron en el alzamiento de las montañas; pero al tiempo que estas montañas se alzaban, iban siendo erosionadas, dejando asomar los diversos materiales según la fuerza de plegados y erosión, proceso que continúa a día de hoy. El resultado de todos esos procesos de plegamientos y erosiones es el relieve que actualmente podemos observar.

Por último, quedan dos zonas por comentar. Ambas son pequeñas en extensión pero constituyen sendas singularidades dentro del término de Caudiel, que interesan mucho a los geólogos por sus particularidades intrínsecas. Por un lado están los afloramientos del Paleozoico, y por otro los afloramientos volcánicos. 

En cuanto a los afloramientos del Paleozoico, están situados en esa franja verde del mapa ubicada en las zonas del final del Barranco del Mas del Moro y de las partidas de Venta Sardina y El Gullirno, localizada entre los términos de Caudiel y Montán. Están relacionados con un conjunto de afloramientos que se encuentran en varios puntos de la Sierra Espadán. No lejos, en el término de Higueras hay varios puntos con similares afloramientos, dos de ellos situados en la misma carretera, y por tanto de fácil visibilidad. En Caudiel un punto donde puede observarse este fenómeno con facilidad es junto a la misma pista que entra hacia Venta Sardina, en las inmediaciones de las ruinas de la misma.

Morfológicamente se trata de rocas ricas en cuarzo, como pizarras y esquistos, así como areniscas y cuarcitas. Su singularidad estriba en que hay muy pocos lugares en la Comunidad Valenciana donde podamos encontrar este tipo de rocas; por otra parte muy abundantes en otras zonas del territorio español.

Ejemplar que contiene cuarcitasy pizarras, recogido por Venta Sardina

Según la memoria del IGME, este afloramiento se podría situar en la época del Silúrico, dentro de la Era del Paleozoico o Primaria. Estamos por tanto hablando de épocas mucho más antiguas que todas las anteriormente referidas, aproximadamente hace 400 millones de años. Son por tanto las rocas más antiguas de Caudiel, motivo que añade singularidad al fenómeno.

Quien tenga más interés sobre este tema puede consultar el siguiente artículo:


Respecto a las rocas volcánicas que afloran en Caudiel, son dos los niveles volcánicos distintos que cortan la carretera de Caudiel a Higueras, intercalados entre sedimentos carbonatados del Jurásico. Como puede observarse en el mapa geológico, toda esa zona está afectada por grandes fracturas y desplazamientos.

Adjunto información respecto a estos afloramientos volcánicos, aportada amablemente por Emilio Cortés, geólogo de nuestra comarca, quién además presentó su tesis hace un par de años, la cual versa sobre este tema. Para quién tenga interés en profundizar, la tesis se puede encontrar en:
https://eprints.ucm.es/56088/

“Se trata de dos niveles volcánicos de diferente edad que se encuentran intercalados y concordantes con la estratificación de las capas sedimentarias del Jurásico Inferior y del Jurásico Medio que afloran en esta región.
Se encuentran en la parte nororiental del Término Municipal de Caudiel, desde “Tejavana”, pasando por “Cima del Portillo”, “Lomas de la Clapiza”, “Los Hermanillos”, “Cerro del Sabinar” hasta “Peña Roya” afloran una serie de rocas volcánicas que pueden seguirse en una dirección general N-S, o más concretamente NNE-SSW desde “Tejavana” hasta la carretera CV-203, que une Caudiel con el municipio de Higueras, continuando con una dirección NNW-SSE desde la carretera hasta “Peña Roya”.
El nivel volcánico más antiguo aparece incluido dentro de la Formación “Calizas bioclásticas de Barahona” del Jurásico Inferior. Su espesor no supera el orden métrico, pudiendo alcanzar 4 o 5 m de potencia como máximo, y su extensión es de aproximadamente unos 2,5 o 3 km en la dirección indicada anteriormente, desde “Tejavana” hasta un poco más al sur de la Carretera CV-203.
El nivel volcánico más moderno se encuentra interestratificado en la parte inferior de la Formación “Calizas de El Pedregal” del Jurásico Medio, configurando un montículo con una altura máxima de casi 50 m aproximadamente en “Los Hermanillos”, cerca de la carretera, a la que atraviesa en el punto kilométrico 26. Además de ser más potente que el nivel volcánico inferior, también su extensión es mayor (desde “Tejavana” hasta “Peña Roya”, aproximadamente unos 5 km).”


También se puede consultar más información sobre las vulcanitas de Caudiel en el artículo del siguiente blog:

Su singularidad radica en la excepcionalidad de estos afloramientos en nuestro territorio, y en consecuencia, en toda la información particular que pueden aportar. Es fácil observar algunos de estos afloramientos, bien en el borde de la misma carretera de Caudiel a Higueras, bien en la pista que entra hacia Los Hermanillos. Aunque no tengamos conocimientos para interpretar estas rocas, siempre podremos disfrutar de observar sus colores, formas y texturas (al igual que podemos hacer con las pizarras de Venta Sardina), bien diferentes a nuestras típicas calizas, arcillas y rodenos.

Piedra volcánica de Caudiel, recogida en Los Hermanillos







1 comentario :