CEAP - GESAP

PARA VER ACTIVIDADES PROGRAMADAS ENTRAR EN FACEBOOK DEL CEAP

jueves, 24 de junio de 2021

RUTA DE SENDERISMO POR VIVER, RV-17; LA ZORRERA: de LA CHANA al SABINAR, por la Cañada de Benabal, El Tosco, Río Palancia, Las Quinchas, y Peñas Rubias.


DESCRIPCIÓN BÁSICA:

Ruta circular de dificultad media, debido a que transita por algunos senderos con fuerte pendiente y firme irregular, que recorre diferentes zonas del Sureste del término de Viver. Es un trazado algo complicado de seguir, por la cantidad de cruces de caminos y lo poco definido del mismo en algunos puntos, por lo que, salvo que se conozca bien la zona, es recomendable o necesario el uso del GPS con el track correspondiente.

La ruta recorre diferentes e interesantes parajes de Viver, algunos de ellos poco conocidos. Se inicia en la Fuente de la Chana para subir al Alto de la Zorrera, y de ahí al Alto de los Infantes recorriendo un tramo de la vía pecuaria conocida en la Comunidad Valenciana como “Cañada de Benabal”, a lo largo de la partida de los Infantes. Después baja al Tosco para subir ahora al Alto Ramos, monte situado en la linde con Teresa. Tras cruzar la carretera CV-235 se adentra en la propia partida de la Zorrera, donde se encuentra de nuevo con otro tramo de la Cañada de Benabal, por la cual bajamos al Río Palancia, que será necesario vadear. Subiremos por distintos caminos hacia el Alto de las Quinchas para luego descender de nuevo al Río Palancia, para vadearlo por segunda vez. Seguidamente subiremos por las Peñas Rubias, y por último al Alto del Sabinar, para finalmente volver a la Fuente de la Chana.


AVISO:    
En la actualidad (junio de 2021), debido a las frecuentes precipitaciones de los últimos meses, el caudal del río Palancia es muy superior al habitual. Por dicha causa, la vegetación del cauce es más abundante. Como esta ruta cruza el río en dos ocasiones, será necesario tener previstas ambas circunstancias. Los puntos de vadeo no son complicados, pero hay que mojarse. En caso de tomar la alternativa de ir por la ruta del río, RV4 que luego se menciona, también habrían vadeos y vegetación. En todo caso quien disfrute con el agua y la búsqueda del sendero entre la broza, pasará un buen rato; de no ser así, será mejor esperar a que cambien las circunstancias. 


DATOS:

- Punto de partida: Fuente de la Chana, Viver.
- Distancia: 12,6 kilómetros.
- Tiempo previsto: de 4 a 6 horas.
- Dificultad: ruta moderada, con dificultad de seguirla por los numerosos caminos y cruces. Además hay tramos de sendas con mal firme, y continuas subidas y bajadas.


DESCRIPCIÓN DESARROLLADA.

Esta descripción solo pretende dar una idea general del recorrido, así como de los principales elementos del patrimonio rural que encontraremos durante el mismo. No se ha descrito el recorrido al detalle, por ser extremadamente complejo y engorroso. Es recomendable (o necesario si no se conoce la zona) el uso del GPS.


NOTA:
Esta ruta RV17 es una variante de la RV5 que recorre parajes similares, y con la cual se cruza en varias ocasiones. También coincide en un tramo con la RV12 (que lleva a Morredondo), y asimismo cruza en dos ocasiones la RV4 (ruta del río). Toda esta red de rutas permite diseñar variantes diferentes, a elegir a nuestro antojo, así como a realizar variantes reducidas, más aconsejable si se realizan en verano. Esta ruta RV17 se puede fraccionar en dos rutas más pequeñas de forma evidente, algo que se puede deducir fácilmente viendo el plano, donde se han representado las otras rutas que discurren por la zona.



Iniciamos la ruta en la Fuente de la Chana, situada en un desvío indicado de la CV-235, al poco de dejar el cruce hacia Torás y Bejís. Tomamos el antiguo camino que iba hacia Teresa, el cual atajaremos de modo evidente, hasta llegar al Alto de la Zorrera, suave collado en la carretera.

Cruzamos la carretera y seguimos por una pista ubicada en un cortafuegos, que al poco dejaremos por un carril a la derecha llevándonos a la suave cordal que nos situará en el Alto de los Infantes. Estamos ya en la vía pecuaria “Cañada de Benabal”, la más importante de las que atraviesan el término de Viver. Para quienes deseen saber más sobre vías pecuarias, en general y de Viver, de las que esta ruta toca varias, recomendamos descargar y leer el capítulo correspondiente del documento que hay en el siguiente enlace:

http://viver.es/descargas/catalogo-patrimonio/toponimos-y-territorio-v3.pdf

Siguiendo el paso de ganados por la cordal atravesamos la partida de los Infantes. A nuestra izquierda veremos las Cuevas de los Infantes, punto aprovechado para guardar ganado. El avance por la vía pecuaria es a veces algo incierto, pero sin dificultad seguiremos la cordal, que nos llevará a enlazar con una senda en buen estado. Esta parte del recorrido coincide con una parte del trazado de la ruta RV12. La senda baja a las lomas de la Hoya Almer, donde llegamos a una pista que sigue todavía la amplia cordal, pasando junto a las ruinas del Corral del Chullo y un bebedero para la fauna silvestre. Al fondo se ve el redondeado cerro de Morredondo, y tras él, las Cambras y los Montes de Ragudo.

Vamos dejando desvíos a ambos lados, hasta llegar a un pequeño pinar, por donde nos desviaremos a la izquierda. Este carril que pasa a ser otra senda nos baja al Tosco o Reguero del Tosco, zona que limita con Teresa, y muy poco conocida en Viver. Es un valle que recoge varias hoyas, y que acabará desembocando en el Barranco del Regajo. La zona estuvo muy cultivada, mayoritariamente por vecinos de Teresa, pero como tantas otras zonas, va quedando inevitablemente abandonada. En un punto veremos las balizas de coto que indican también el cambio de término municipal. De nuevo estamos en una pista que habremos de dejar junto a unos campos, en un desvío a la izquierda poco evidente. Hay que estar muy atentos a las marcas puestas, ya que esta zona es un poco confusa.

Tras el desvío y cruzar de nuevo la hoya del Reguero, tomamos una senda a la derecha que se adentra en el pinar, y nos sube ahora al Alto Ramos, monte situado en la linde con Teresa. Siguiendo la senda bajaremos hasta la carretera CV-235, y al llegar a ella, la seguiremos unos 50 metros en sentido hacia Viver para dejarla por un estrecho y abandonado carril situado a la derecha. Ya estamos en la partida de la Zorrera. El carril se desdibuja a causa de la densa hierba, por lo que debemos estar atentos a cruzar la hoya por un bancal abandonado y repleto de hierba, donde se han colocado balizas de referencia. Esta hoya que hemos cruzado es la cabecera del Barranco de la Zorrera, que también desemboca en el Barranco del Regajo, el cual a su vez afluye al Río Palancia. Al otro lado del bancal encontramos una senda que nos sube por una pedregosa zona hasta llegar a un cruce de pistas. Estamos de nuevo en la vía pecuaria de la Cañada de Benabal. La tomamos a derecha y seguimos, pasando junto a una caseta y un singular aljibe de piedra en seco, de los pocos que actualmente quedan en Viver. Al poco dejamos la pista y continuamos por un terreno con matorral y mucha piedra, conocido en nuestra comarca como “clapiza”. Por una senda y siguiendo el paso de ganados bajamos al cauce del Río Palancia, junto a unos sifones del Canal hechos para salvar el Barranco del Regajo.

En este punto si deseamos acortar la ruta, podemos seguir la senda del río (RV4), aguas abajo, hasta que pasemos bajo el Salto de Peñas Rubias, donde ya debemos seguir de nuevo la descripción de la presente ruta. Añadir que de tomar la senda alternativa del río hay que vadearlo en un par de ocasiones, y a cambio de mojarnos gozaremos de rincones muy bonitos, en los cuales también podríamos bañarnos.

 

Vistas de las Peñas Rubias desde el Alto de las Quinchas

 

  Restos de un nido de ametralladoras en el Alto del Sabinar  

Siguiendo con nuestra ruta, cruzamos el cauce del Barranco (actualmente lleva algo de agua y posiblemente ya nos mojemos), seguimos un poco el río hacia arriba, y cuando veamos unos hitos grandes, lo vadeamos por donde mejor nos parezca. Al otro margen encontramos una senda poco definida que seguimos, hasta que vemos un carril que sube por la izquierda, conocido como la Rocha Talego. El carril llegará a un cruce de pistas, donde tomaremos la más estrecha a nuestra izquierda, que va pasando entre campos, y que deberemos dejar para tomar una senda a la izquierda que alcanza un cortafuegos y por la que subiremos por la penosa traza hasta alcanzar una zona llena, muy cerca del Alto de las Quinchas, y desde la cual gozamos de muy buenas vistas sobre el río y las Peñas Rubias. Seguiremos por la senda del cortafuegos, que baja con mucha pendiente y algunos tramos muy erosionados, hasta llegar junto al Camping.

Tomamos el camino a la izquierda bordeando el recinto del camping, un pequeño pinar y luego un bancal grande. Siguiendo el camino bajamos de nuevo al Río Palancia, que debemos vadear de nuevo, sin más problema que mojarnos. Estamos ahora en la partida de la Cueva Negra que coge su nombre de una pequeña cavidad situada en las proximidades. Situados ya en el margen izquierdo del río, damos con la senda marcada en su día como PRV-63.2, y que recorre el antiguo camino de herradura que llevaba de Viver a Teresa (o al revés), siguiendo el río. En la senda tomamos a la derecha, pasando cerca de los restos del azud de Pocopán, y luego bajo el salto y las paredes de las Peñas Rubias. Cuando el terreno se abre, debemos dejar nuestra senda y tomar otra a la izquierda, que dando un rodeo sube colándose entre las paredes rojizas de “tosca” o toba caliza. En la parte alta y llana, tras disfrutar de nuevo de las vistas, seguimos por pista que nos baja al cauce del Barranco de las Ramblillas, donde recibe al Barranco de la Chana. Poco antes de esta confluencia tomamos a nuestra izquierda una senda, poco visible, que tras cruzar el cauce, habitualmente seco, sube con fuerte pendiente y tramos erosionados hacia el Alto del Sabinar. La última parte, de nuevo por terreno de “clapiza”, apenas tiene trazado pero es fácil de transitar, tomando como referencia la suave cima del cerro. Arriba encontraremos abundantes restos bélicos de lo que fue un puesto de mando del bando republicano, dentro de la Línea XYZ del Frente de Levante, en la contienda de la Guerra Civil de 1936-1939. Entre estos restos hay varias trincheras, un par de refugios y dos restos de nidos de ametralladoras o búnkeres.

Situados en los restos del búnker más al Norte, saldremos por una traza abierta y marcada con hitos por el suelo de “clapiza”, hasta llegar a un pinar, que atravesaremos, llegando al borde de un bancal. Entonces tomaremos una senda que baja entre pinar hasta llegar casi al cauce del Barranco de la Chana, para seguir a nuestra izquierda por una senda que pronto se ensancha y que nos lleva al punto final de la ruta, la Fuente de la Chana.


Archivo GPX de la RV17 Cañada de Benabal:
https://drive.google.com/file/d/1pYtrSUJGhOdPRtzFr7Cufoj2d14leVbM/view?usp=sharing

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/rv17-la-zorrera-de-la-chana-al-sabinar-76048723



 

Senda abierta en el tramo de la vía pecuaria de la Cañada de Benabal

  Típico suelo de “clapiza”, habitual por estos contornos

 

         Tramo del Río Palancia


Autores: Pepe Juesas, Mª Amparo Mateu, Paco Mas.
Fecha: junio de 2021.


 

No hay comentarios :

Publicar un comentario