CEAP - GESAP

PARA VER ACTIVIDADES PROGRAMADAS ENTRAR EN FACEBOOK DEL CEAP

jueves, 22 de abril de 2021

SIMA DE LA COSTALATA, VALL DE ALMONACID.

 
Autor: Paco Mas.
Fecha: Abril de 2021.


La Sima de la Costalata es una cavidad conocida desde antiguo, que ya fue reseñada en la revista Lapiaz, número 14, del año 1985. Los datos de esa reseña se han añadido en la presente, como curiosidad, tanto la descripción como la topografía.

En abril de 2021 hemos procedido a revisar la cavidad, mejorar la instalación y proceder a una nueva topografía, más completa, aunque hay que decir que la primera era bastante aceptable.

Han participado en la actividad:

Antonio Benlloch (GESAP y GEB).
Lolo López (GEB).
Jesús Martín (CEA).
Paco Mas (GESAP).



ACCESO:

Recomendamos el siguiente acceso. Partimos de la localidad de Vall de Almonacid por donde está el parque de la Fuente del Lentisco. Siguiendo la pista que parte por encima del parque, dejamos un primer desvío tomando a la derecha. De nuevo tomaremos a la derecha en un segundo desvío, hacia la señalización de elementos bélicos, hasta llegar a un cruce de caminos (N39.91324 W0.46042), lugar por donde dejaremos el vehículo. Seguiremos el camino hacia el NW, que pasa junto a un aljezar (restos de mina para extraer aljez o yeso), y al poco tomamos una senda a la derecha (todavía hay marcas del sendero de pequeño recorrido que lleva hacia Matet). Desembocamos en un punto conocido como “Cuatro Caminos” (N39.91454 W0.46151), por ser una encrucijada de caminos entre los cuatro pueblos del contorno (Algimia, Vall, Matet y Gaibiel). Seguiremos por la senda que va hacia el Oeste, hacia Gaibiel. Al llegar a un collado (Collado de Gaibiel para los de la Vall, N39.91507 W0.46500), tomamos la senda que parte a la izquierda, junto a un navajo o balsón. Esta senda asciende hacia el pico de la Costalata, monte muy pedregoso, con excelentes vistas sobre gran parte de la comarca del Alto Palancia y montes aledaños. En la subida iremos siguiendo interesantes trincheras y parapetos de lo que fue la Línea XYZ del Frente de Levante, en la Guerra Civil de 1936-1939.

Al llegar a una primera zona plana (N39.91188 W0.47176) dejaremos la senda y continuaremos campo a través, por una zona plana, con bastante maleza pero no espesa, hacia el Sur, a buscar la Sima de la Costalata, situada casi en el extremo de esta loma, conocida como Alto de Anchoy.

Coordenadas de la Sima de la Costalata: 30 S 716050 4420839 720 msnm N39.91011 W0.47240



DESCRIPCIÓN DE LA CAVIDAD:

La boca de la cavidad viene a medir 4 x 3 metros, pero debido a a espesa maleza apenas se ve la misma, y la entrada debe realizarse por un estrecho lateral. Un primer anclaje nos permite descender protegidos un resalte de 4 metros, en el que hay unos desfondes peligrosos. El resalte nos deja en una pequeña pero cómoda sala, desde la que comienza la vertical, que protegeremos con algunos de los múltiples anclajes que hay en este punto. El resto de la cavidad es una fractura un poco inclinada, que viene a medir de 1 a 2 metros de ancha, y de 10 a 15 metros de larga, y que llega a bajar hasta -40 metros. En algunos puntos la diaclasa gira en los extremos pero sin continuidad. Hay un pequeño agujero impenetrable al fondo de una repisa inclinada. El descenso lo haremos instalando 3 fraccionamientos más. La bajada es cómoda y bastante limpia; no obstante tendremos cuidado con la posible caída de piedras (que hemos limpiado en lo posible).

Profundidad de la cavidad: 40 metros.

Toda la zona de la Costalata se desarrolla sobre materiales calcáreos del Lías, o Jurásico inferior.


 
INSTALACIÓN Y MATERIAL NECESARIO:

La instalación que había era bastante deficiente y desigual, y lo que nos encontramos sólo estaba en la cabecera del pozo, siendo diversos anclajes como espits viejos, una cadena con dos parabolts antiguos, algún otro parabolt antiguo, y otros tres parabolts de inoxidable, más recientes; lo cual supone una excesiva instalación, más cuando todo el resto del pozo no disponía de ningún anclaje, con los consiguientes roces de las cuerdas.

En nuestra visita hemos añadido cuatro parabolts, uno al entrar en la cavidad, que ayuda a proteger los primeros pasos, en los cuales hay peligrosos desfondes. Los otros tres han sido dispuestos a lo largo del pozo.

Para el descenso de la cavidad se recomienda llevar una cuerda de unos 65 metros, de los  cuales usaremos 10 metros en proteger desde la entrada hasta la cabecera del pozo. Tras instalar la cabecera con algunos de los múltiples anclajes, bajaremos, encontrando un anclaje a unos 8 metros, el cual es recomendable alargar con una cinta. Después encontraremos todavía dos anclajes más, uno a otros 7 metros, y el último a unos 15 metros. De ahí ya llegaremos al fondo.

Todos los parabolts, tanto los de inoxidable como los puestos ahora están sin chapa, y son de métrica 10. Por lo que hay que llevar por lo menos 6 chapas.

Adjuntamos una imagen con la representación de la instalación.



RESEÑA ANTIGUA DE LA SIMA DE LA COSTALATA.

Revista Lapiaz nº 14, 1985.
Grup d'Espeleología Rappel (M. Izquierdo, E. Bosch).

Se encuentra situada en el monte del mismo nombre, prácticamente en la cima de éste, sobre los primeros cinglos visibles desde la población. Para llegar a ella partimos de la población por el camino que nos lleva a Anchoi. Al llegar al alto el camino se bifurca en dos, uno hacia la derecha y el otro, que es el que tomaremos, que desciende; este camino lo tomaremos sin dejarlo, y nos dejará al pie de la Costalata donde empezaremos a subir. Una vez arriba será fácil encontrar la cavidad pues el monte está totalmente quemado y sólo del interior de la cavidad nacen algunos arbustos.

La boca de la cavidad, de forma más o menos circular, mide 5 metros de larga por 6 metros de ancha, que da pase a un escarpe de 4 metros; después de salvarlo nos encontramos con una planta de unos 5 metros, con dos grandes bloques en el centro, a partir de este punto se abre en el extremo de la sala la boca real de la sima. Descendemos a partir de ella unos 10 metros en chimenea hasta llegar a una repisa; a partir de aquí seguimos descendiendo unos 25 metros hasta llegar a otra repisa de mayor tamaño, en cuya parte izquierda encontramos un pequeño escarpe de 2 metros que nos sitúa en una grieta inaccesible. Por el lado opuesto podemos seguir descendiendo 10 metros hasta llegar a una pequeña sala con cantos rodados con cierta humedad en el suelo, siendo la cota más profunda de la cavidad.

Espeleometría: profundidad 45 metros, recorrido 20 metros.

Se desarrolla en calizas de Doger.


 

Boca de la Sima de la Costalata (fotografía de Paco Mas)

 
Sala primera, donde se inicia el descenso del pozo (fotografía de Paco Mas)

 

Descendiendo el pozo (fotografía de Toni Benlloch)
 

En el fondo de la cavidad (fotografía de Toni Benlloch)



viernes, 9 de abril de 2021

CAUDIEL, ruta 8: el barranco Juésar, la Fuensanta y otros elementos singulares.

Nota previa: las siete rutas que preceden a la presente se pueden encontrar en las entradas tituladas "Caminos, sendas y rutas de Caudiel" (cinco de dichas rutas) y "Nuevas reseñas de rutas por Caudiel" (las dos rutas restantes), localizables ambas entradas en la categoría "Rutas por Caudiel" de este blog.

 

Fecha: abril de 2021

Dificultad: baja; la mayor dificultad puede ser seguir el itinerario correcto, dada la gran cantidad de cruces existentes en la ruta, por lo que más abajo, además de un plano de la ruta, se facilita el enlace al track correspondiente para el GPS.

Desnivel: poco apreciable.

Horario: unas 4 h de caminata efectiva (alrededor de 13,5 km).

Descripción del recorrido:

El itinerario tiene como objetivo visitar algunos elementos singulares de interés, de diferentes tipos, situados hacia el Noroeste y el Oeste de Caudiel, si bien se transitará también por el término de Benafer y, muy brevemente, por el de Viver.

Partiremos de El Barrio de Caudiel, del lavadero situado a unos metros de la Vía Verde de Ojos Negros a su paso por allí. Enseguida cruzaremos el barranco Juésar para adentrarnos en el parque de la Grieta por el margen derecho de aquél; continuaremos a lo largo del parque, pasando junto a un par de acueductos, llamados aquí palancas; atravesando una zona de juegos infantiles llegaremos a la carretera CV-195, cruzándola por el paso de peatones existente en tal punto.

Lavadero, punto de partida de la ruta (fotografía de Paco Mas)

Uno de los acueductos o palancas del parque de la Grieta (fotografía de Inocencio Mor)

Giraremos a la derecha por el camino de Garcesa, continuando por él hasta que empieza a estar intransitable debido al agua procedente de una acequia que lo inunda, lugar coincidente con otro acueducto o palanca, corto y estrecho, por el que cruzaremos con precaución a la margen izquierda del barranco. Enseguida nos encontraremos con las ruinas de un antiguo nido de ametralladora (el primero de los siete que encontraremos en el recorrido); seguiremos por el sendero que, entre bancales abandonados, nos devolverá al camino que hemos dejado un rato antes (si se realizaran las labores de mantenimiento pendientes y el agua dejara de inundar el camino, estos cambios de margen se harían innecesarios), por el que continuaremos, pasando junto a una antigua calera. Un rato después llegaremos al pozo del Doro y al casilicio dedicado a santa Úrsula. Desde aquí se ve muy cercana la vertiente de la Sierra que cae hacia la carretera CV-195 y el collado de Arenillas, así como el cerro Jaime y, detrás, parte de la sierra de Espina y sus aerogeneradores.

Acueducto o palanca por donde hemos de cruzar el barranco Juésar (fotografía de Paco Mas)
 
Vista desde arriba del interior de la calera (fotografía de Inocencio Mor)

El camino por el que hemos transitado, y que ya hemos abandonado, fue construido por razones estratégicas por el gobierno de la República durante la última guerra civil como alternativa al existente desde antiguo hacia Montán por el collado de Arenillas. Los nidos de ametralladora datan de la misma época; su estado actual, sin la cubierta de hormigón armado, se debe probablemente a que fueron dinamitados una vez terminado el conflicto bélico para evitar su uso por los maquis.

Los interesados en conocer cómo se obtenía la cal en las caleras pueden ver el siguiente vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=9kiB4dTjOmQ, uno de los muchos que se pueden encontrar en la Red.

Pasaremos junto a un gran corral, el de las Calaveras, y, poco después, por otro, conocido éste como corral de Aguamala. Caminando entre cuidados bancales, generalmente con almendros y olivos, aunque alguno hay con carrascas truferas, nos iremos acercando a unos puentes, llamados puentes de Montán, por los que cruzaremos sobre la Vía Verde primero y sobre la línea férrea después; junto al primero de dichos puentes y a su izquierda podremos observar otro nido de ametralladora en ruinas.

Tras pasar a la altura de un bien visible mojón de término, si nos desviamos ligeramente del itinerario a la izquierda, y miramos tras un evidente muro de piedra, nos encontraremos en el nacimiento de la Fuensanta, cuyas aguas comparten para riego Caudiel y Benafer. Enseguida pasaremos bajo los viaductos del mismo nombre y, tras subir un corto repecho a la derecha, llegaremos a una pequeña área recreativa situada junto a la Vía Verde, con una fuente, cuyas aguas proceden de un manantial situado más arriba y al que se da el nombre de la Fuensantilla. Recorreremos el viaducto de la Vía Verde en toda su longitud y, algo más adelante, encontraremos otra área recreativa, ésta sin punto de agua.

 

Viaductos de la Fuensanta, casi superpuestos en esta vista (fotografía de Inocencio Mor)

Dejaremos la Vía Verde, cruzaremos bajo la vía férrea y seguiremos diferentes caminos, entre ellos un tramo del conocido como Camino de Aragón. Tras pasar junto a un cartel que lo identifica, llegaremos a los restos del poblado íbero de El Castillejo: como era de esperar, la elevación sobre la que se encuentra domina todos los alrededores, por lo que el panorama que se divisa es muy amplio en todas las direcciones y, como también es de rigor, al pie de la colina discurre una corriente permanente de agua, el arroyo de la Fuensanta.

Restos del poblado ibero de El Castillejo (fotografía de Paco Mas)

Abandonaremos el poblado por un sendero descendente poco marcado, caminaremos un poco por asfalto y tomaremos un camino que nos llevará al azud del Tercio, que capta aguas para el riego homónimo de Benafer, muy escondido entre cañas, que cruzaremos y, subiendo entre bancales, volveremos a cruzar por debajo la vía férrea y después la Vía Verde. Continuaremos por un amplio camino antiguo que, tras pasar junto a las extensas ruinas del Mas de Piquer y seguir paralelamente y por encima un tramo de la Vía Verde, nos llevará a la casilla de Ana, también en estado ruinoso.

Azud del Tercio en el barranco de la Fuensanta (fotografía de Inocencio Mor)
 
Casilla de Ana, a la orilla de la Vía Verde (fotografía de Inocencio Mor)

Continuaremos de nuevo por la Vía Verde hasta desviarnos a la izquierda para conocer una carrasca de gran tamaño allí existente. Seguiremos hacia el Sur, manteniéndonos entre las dos vías, hasta cruzar sobre la Vía Verde por un puente de piedra próximo al corral de los Domingos; giraremos hacia el Norte, atravesando un agradable rincón entre pinos y carrascas (atención especial a los desvíos en este tramo), llegando al tercer nido de ametralladora del recorrido.

Gran carrasca (fotografía de Paco Mas)  
Puente sobre la Vía Verde que hemos de cruzar (fotografía de Paco Mas)

Siguiendo la ruta, encontraremos otros dos nidos de ametralladora, pasaremos cerca de otro corral en ruinas, veremos restos de trincheras y las ruinas de otro nido de ametralladora; transitaremos por una antigua senda de ganado o azagador, llegando al punto en el que nos desviaremos a la derecha para visitar un gran azarollero o serbal.

Azagador, por la zona de los Domingos (fotografía de Paco Mas)

Azarollero, imagen invernal (fotografía de Inocencio Mor)

Retrocederemos hasta el último cruce para continuar hacia la derecha, pasando junto a otro nido de ametralladora y, más adelante, junto al último nido del recorrido. Poco después llegaremos al paraje de la Torre del Molino.
Uno de los nidos de ametralladora del recorrido (fotografía de Paco Mas)

Esta denominación de Torre del Molino designa tanto a la propia torre como a la gran balsa de riego junto a la que hemos pasado unos metros antes y al área recreativa aquí existente (depósitos de agua que abastecen al pueblo, fuente, paelleros, mesas, juegos infantiles,…). En otros tiempos hubo un molino en los alrededores, de aquí el nombre.

Vista parcial del área recreativa de la Torre del Molino (fotografía de Inocencio Mor)

En unos minutos estaremos en las calles de Caudiel y, poco después, en el punto de inicio de la ruta.


Track de la ruta:

https://drive.google.com/file/d/1Xo57c0YbxHIviq0Q9J3IXrxRSQPAMyhF/view?usp=sharing

Fotografías: Inocencio Mor y Paco Mas

Plano y track: Paco Mas

Texto: J. A. Cobo

 

 

 

 

miércoles, 31 de marzo de 2021

REVISIÓN DE CAVIDADES DE LA VUELTA DE LA HOZ, JÉRICA.


Nota previa: en esta entrada se muestra un resumen de la totalidad del documento, que puede consultarse íntegramente en https://drive.google.com/file/d/1Q8v5R_YUqits8ThR6gsqyQUWxoXrRFwR/view?usp=sharing


Febrero de 2021.
Autor: Paco Mas (GESAP).
Colaboran: José Ángel Cobo (GESAP), Miguel Oury (GESAP), Jesús Monleón (Jérica), Luis Martín (Jérica).


Durante los meses de enero y febrero de 2021 se ha procedido a revisar diferentes cavidades del término de Jérica, todas ellas situadas cerca de la población y en el contorno de la Vuelta de la Hoz, compartiendo las partidas de la Muela, el Alto del Roquetillo y la Solana de Benito. Se presenta el resultado de dicha revisión, que ha partido de los datos del antiguo Catálogo Espeleológico del País Valenciano (1982) que constan en la base de datos del SICE (cavidades de la provincia de Castellón), contrastados con preguntas a informadores locales y un laborioso trabajo de búsqueda por el campo, además de otras informaciones.


GEOGRAFÍA Y ACCESOS:

La zona revisada determinada geográficamente por la gran revuelta que hace el Río Palancia, conocida como la Vuelta de la Hoz, que encierra la peña sobre la que está la Torre, donde estuvo antaño el castillo de Jérica, y que por el lado opuesto cae hacia la población. La revuelta del río se cierra en el lado Oeste por una gran y reseca ladera conocida como la Solana de Benito, culminada en su parte alta por unos resaltes rocosos, a partir de los cuales se eleva suavemente el Alto del Roquetillo, siendo toda esta zona de suelo calizo muy rocoso. Un pequeño barranco, el Barranco de Foc, separa la zona descrita de otra zona similar, que cierra la revuelta por el Sur, cuya ladera de umbría tiene una fuerte pendiente y bastante vegetación. Dicha ladera, en su parte alta tiene unos contrafuertes rocosos de colores grises y rojos, zona que ya es conocida como la Muela, también de suelo calizo muy rocoso, y que se extiende por cerros y llanos hacia el Sur. Por la parte oriental de la revuelta tiene su salida el río, por zonas más llanas y cultivadas, conocidas como la Morería y el Llano de Navarza. 

 


Los materiales geológicos de esta zona son diferentes calizas, junto con arcillas, del periodo Malm o Jurásico superior.

Para acceder a las cavidades de estas zonas hay varias posibilidades. La más cómoda es subir por la pista que parte del Llano de Navarza hacia la Muela, hasta llegar a una cerrada curva donde hay un panel y unas buenas vistas sobre la Vuelta de la Hoz. Desde este punto se accede por una mala senda a la Cueva de los Herreros y otras cercanas. Siguiendo la pista, al poco se observan unos puntos verdes, que corresponden más a una traza que a una senda propiamente hablando, realizada para alguna carrera de montaña, y que nos permite caminar sobre los cortados de La Muela, pasando justo por encima de Las Simas. Siguiendo esta traza con puntos verdes se cruza el Barranco de Foc y se sube hacia los cortados que separan el Alto del Roquetillo de la ladera de la Solana de Benito. Por esta zona se puede acceder a las Cuevas de Maricutanda y del Rodero, situadas en la misma franja de cortados. Si seguimos la traza con puntos verdes llegaremos a una senda con puntos rojos. Tomándola a la derecha estaremos enseguida sobre los Agujeros (de la senda del Roquetillo), y si bajamos por dicha senda llegaremos a las trincheras y al Camino de Benabal, ya cerca de Jérica. Obviamente, también se puede hacer todo este recorrido al revés. Las demás cavidades tienen accesos complicados, y es mejor buscarlas coordenadas en mano y con intuición.

El archivo con todos los datos GPX puede consultarse en:

https://drive.google.com/file/d/1kV00SOalpCLLTVmejUAGTTkASFoopLrH/view?usp=sharing

En el Catálogo Espeleológico del País Valenciano, de 1982, salen reflejadas en esta zona las siguientes cavidades, con sus escasas referencias:

Cueva de los Herreros. Situada en los tajos frente al Castillo, al otro lado del Río Palancia. Visible desde la población. Gran oquedad situada entre los riscos.

Cueva de Maricutanda. A unos 50 metros de la Cueva de los Herreros, a su misma altura. Visible desde la población. Boca amplia que da paso a una cavidad de desarrollo horizontal laberíntico de unos 30 metros. Surgencia fósil.

Cueva del Rodero. Situada en la margen izquierda del Barranco de Foc, a unos 300 metros al NW de la Cueva de Maricutanda. Boca de 3 x 1,5 metros formada por 2 tubos conjugados superpuestos, que da paso a una galería de 12 x 2 x 3 metros con una gatera entre bloques por el suelo de la cavidad y en su margen derecho. Existe una segunda boca de 1 metro de diámetro a 2 metros por encima de la principal.

Las Simas. Situadas sobre los cortados en que se encuentran las Cuevas del Herrero y Maricutanda, paralelas a los mismos. Fractura de orientación NW-SE abierta y semicolmatada por sedimentos, que presenta numerosas bocas al exterior. Al parecer de poca profundidad, y con una longitud próxima a los 200 metros.


Además, en el SICE consta esta otra referencia:

Cueva de Rupilla. En Jérica es conocido el apodo de "Rupilla", por el topónimo de esta cavidad, dado que esta persona pasó la guerra civil española (1936/39) escondido en esta cueva.

 

Tras la revisión, han quedado catalogadas las siguientes cavidades:

- Cueva de los Herreros. Cavidad coincidente con la cita existente. Se comentan asimismo dos grandes oquedades cercanas y muy visibles, que no tienen relevancia como cavidades.

- Las Simas. Cavidad coindente con la cita existente. Se han documentado también unas fracturas cercanas que hemos denominado Fracturas Muela II y Fracturas Muela III. La forma y situación de la Fractura II hace pensar que ésta pudiera ser la referencia del Catálogo, equivocada, de la Cueva de Maricutanda.

- Cueva de Maricutanda.  Cavidad suficientemente reconocida por las personas locales, aunque no coincidente con la cita del Catálogo de 1982.

- Cueva del Rodero. Cavidad reconocida parcialmente por las personas locales, que tampoco coincide con la cita del Catálogo de 1982.

- Cueva de Rupilla. Pequeña cavidad, pero con nombre propio; las referencias son algo ambiguas, y no se ha conseguido confirmar con total seguridad.

- Agujeros senda del Roquetillo. Son dos pequeños agujeros, sin apenas relevancia.

- Abrigo de la Muela. Y otros tres abrigos más (Abrigo Barranco de Foc 1, Abrigo Barranco de Foc 2 y Abrigo Solana de Benito). Todos ellos de poca relevancia y sin nombre propio.


A continuación pasamos a describir cada cavidad, con sus coordenadas, topografía (si la hay) y fotografías de la misma. En el plano siguiente podemos ubicar las cavidades descritas.

 



LAS SIMAS.

Situadas sobre los cortados de la Muela sobre la Vuelta de la Hoz, por encima de la Cueva de los Herreros, bastante cerca de la línea de resaltes, y casi paralela a éstos.

Es una gran fractura de 170 metros de longitud, con orientación NW-SE, abierta a tramos, pero colmatada y sedimentada en otros, presentando varias bocas al exterior. Se puede descender a su interior por varios puntos, pero sólo dos de ellos son cómodos, siendo el resto estrechos. En la parte oriental desciende unos 8 metros, pero se mantiene siempre muy estrecha, entre 0,30 y 0,50 metros de anchura, con numerosos bloques empotrados; se puede descender en varios puntos y avanzar por su interior a tramos, pero sin mayor interés. La zona central está casi siempre cegada por bloques, pero se aprecia en el exterior la línea de ruptura, presentando sólo pequeños agujeros abiertos; esta parte está atravesada dos veces por una traza con puntos verdes. Hacia la zona más occidental hay un tramo abierto, con un ancho de 0,60 metros, que permite descender en oposición a unas zonas interesantes y cómodas, que se alargan en ambos sentidos, alcanzando un recorrido horizontal de unos 35 metros y una profundidad de unos 11 metros. Ya en el extremo occidental hay otro tramo abierto más ancho, de 1 metro de anchura por 4 metros de longitud y 7 metros de profundidad (este tramo requiere de cuerda para su descenso); una vez abajo, se puede avanzar por la fractura hasta conectar con la zona anterior a través de un estrecho paso entre bloques.

El total del recorrido transitable de la zona occidental es de unos 50 metros y su profundidad de 11 metros. El recorrido posible de la zona oriental es de 8 + 25 metros, interrumpidos por una franja muy estrecha, y su profundidad de 8 metros.

Coordenadas de Las Simas: 30 S 707044 4419955   620 msnm   N39.90440 W0.57796 (Se han puesto las coordenadas del punto B de la topografía, el más cómodo para entrar).

Las Simas, tramo cerrado exterior
 
Cerca de esta fractura aparecen muestras de otras fracturas más pequeñas y de escasa relevancia. Unos 200 metros más al Este, en el mismo borde y extremo de los cortados, se aprecian otras zonas con abundantes fracturas y bloques desprendidos (ver plano de conjunto). Las hemos llamado Fracturas II y III.

La Fractura II (N39.90355 W0.57515) es un gran conjunto de bloques separados por diversas fracturas, conteniendo dos salas caóticas, la más grande de ellas de 6 x 7 metros; algunas fracturas profundizan unos 10 metros. Hay varios puntos que se asoman al exterior, siendo un par de ellos factibles y no peligrosos. No se ha hecho topografía de este caótico e irregular conjunto. Por las referencias indicadas en el Catálogo de 1982, pensamos que podría corresponder a las referencias de la Cueva de Maricutanda, lo que es un error, pues dicha Cueva ha sido ubicada por todas las personas consultadas en otra zona más alejada.

La Fractura III (N39.90353 W0.57545) es tan sólo un conjunto de bloques y fracturas, todas de pequeño tamaño y de escasa relevancia; las comentamos tan solo porque salen mencionadas en un track de Wikiloc como cueva.

 

 

 Las Simas, tramos estrechos en la zona oriental


Las Simas, tramo donde se puede entrar con cierta comodidad

 Las Simas, zona donde se comunican las zonas más anchas


Las Simas, interior del tramo cómodo, y zona de entrada más occidental

 Caos de bloques de la Fractura II

 Sala superior de la Fractura II, una sala caótica

 Sala inferior de la Fracturas II, también caótica

 Aspecto exterior de la Fractura III

 La Fractura III apenas tiene aspecto de cavidad

CUEVA DE MARICUTANDA.

La Cueva de Maricutanda está situada en los cortados del margen izquierdo del Barranco de Foc, los que separan las suaves laderas rocosas del Alto del Roquetillo de las laderas más arcillosas de la Solana de Benito. Dada su situación, no se aprecia desde la Torre ni apenas tampoco desde el paseo de la Vuelta de la Hoz; su mejor visión se da desde los cortados de la Muela. Esta cavidad ha sido nombrada como Cueva de Maricutanda por casi todas las personas consultadas, y cuando no estaban muy seguros (por no conocerla personalmente), al menos sí la situaban por esta zona. Sin embargo, el Catálogo de 1982 la sitúa en otro sitio, por lo que al final dedujimos que la cita del Catálogo es un error. Por otra parte, en dicho Catálogo, la descripción de la Cueva del Rodero viene a coincidir con la de esta cavidad, por lo que de nuevo, y dada la cercana pero oculta situación de la verdadera Cueva del Rodero, dedujimos que dicha cita también es errónea.

La cavidad se debe a una gran y visible fractura vertical que recorre los dos niveles de los cortados, ocasionando dos aberturas, una colgada en la pared (no explorada, pero que no parece tirar apenas), y otra en el nivel intermedio, que dispone de una boca de 4,5 metros de alta y 2,5 metros de ancha. Una galería principal, o sala alargada, de 15 metros de longitud y que se va estrechando progresivamente constituye en sí la cavidad. Tiene una pequeña galería inferior en la misma dirección, y otra superior, a la que se accede a través de un agujero. Presenta signos de haber sido usada en algún momento, posiblemente como escondite, y a día de hoy es utilizada por la fauna silvestre (cabras y aves).


Coordenadas:  30 S 706884 4420279  620 msnm  N39.90736 W0.57972

 

 Vista de los cortados donde se observa, bien visible, la Cueva de Maricutanda

 Boca de la Cueva de Maricutanda

 Galería o sala de la Cueva de Maricutanda


 Vista desde el interior de la Cueva de Maricutanda; al fondo los cortados de la Muela


CUEVA DEL RODERO.

La Cueva del Rodero está situada en los cortados del margen izquierdo del Barranco de Foc, los que separan las suaves laderas rocosas del Alto del Roquetillo de las laderas más arcillosas de la Solana de Benito, a unos 30 metros de la Cueva de Maricutanda. Dada su situación y su pequeña boca no se aprecia desde la Torre ni apenas tampoco desde el paseo de la Vuelta de la Hoz; su mejor visión se da desde los cortados de la Muela, y aún así, es difícil de localizar desde lejos. Esta cavidad ha sido confirmada como Cueva del Rodero sólo por una persona; otra gente la sitúa ambiguamente por esta zona, y otras personas la desconocen. Sin embargo, en el Catálogo de 1982 se referencia como la reconocida como Maricutanda, por lo que dedujimos que la cita del Catálogo es un error. Ante la falta de más datos, y dada una referencia firme, por una persona que conoce bien la zona, concluimos que esta cavidad es la verdadera del Rodero.

La cavidad tiene una pequeña boca, a modo de ventana, de 0,50 x 0,50 metros, a la que se accede trepando fácilmente por un bloque. Tras pasar el agujero de entrada accedemos a una pequeña sala de 4 metros de larga, 2 metros de ancha y unos 6 metros de alta. En el suelo otro agujero nos permite acceder a otra galería bajo la principal, de 1,5 metros de alta. Dada su poca visibilidad, el disimulado acceso y su relativa comodidad interior, la cavidad es casi perfecta como escondite, aunque no sabemos de referencias de este uso.


Coordenadas:  30 S 706908 4420301  630 msnm  N39.90755 W0.57944


 

 

Interiores de la Cueva del Rodero

 

viernes, 26 de marzo de 2021

NUEVAS RESEÑAS DE RUTAS POR CAUDIEL.


Febrero de 2021. Paco Mas.


6. Ruta circular: Caudiel, la Alcabaira, la Sierra (Alto de las Palomas), Fuente Cuenca, Llano de la Molinera, Torre del Molino, Caudiel.


Ruta circular frecuentada por senderistas, que se puede realizar en ambos sentidos, con punto de origen y final en Caudiel. Toda la ruta mantiene algunas marcas (amarilla y blanca) de los senderos PRCV-63.4 y PRCV-63.5, así como marcas de senderos de Gran Recorrido.

Distancia: 17 kilómetros.
Desnivel: 550 metros.

Esta ruta puede realizarse en una mañana, si bien recomendamos emplear una jornada completa, a fin de disfrutar de estos espacios y rincones, y comer plácidamente en el paraje de la Fuente Cuenca.

Desde Caudiel bajamos al Barrio, donde tomaremos uno de los dos caminos que van hacia la Fuente de la Alcabaira, bien el que va por el Cerrao, o bien el que va por las Ubielas. Ambos caminos son pistas aptas para vehículos. Desde la Fuente de la Alcabaira sigue una senda ya bien clara, que en continuo ascenso nos llevará hasta una baliza en la misma cordal de la Sierra. Tomamos hacia el Oeste, y al poco encontramos otra baliza que indica el ascenso al cercano Alto de las Palomas, punto culminante de la Sierra (1.150 msnm). Volvemos a la senda principal, conocida como Senda de los Contrabandistas, y seguimos hacia el Oeste. Al poco pasamos cerca de las ruinas del Corral de Marzo. Nuestro camino comienza a bajar, pasando por la puerta del Mas de la Ventisca, y en varias revueltas nos sitúa en el Collado Arenillas, cruzado por la carretera CV-195.

Seguimos por el camino asfaltado que tenemos enfrente, y pronto llegaremos al paraje de la Fuente Cuenca, de apreciadas aguas. Tras el descanso, seguimos por una senda con las marcas del PR (o bien podemos ir por el camino asfaltado), hasta alcanzar el Collado Bisperris (por el cual se accede al cercano Mas de Noguera). Nosotros giramos hacia el Sur, por un camino que se adentra en el Mas del Bravo (pero con servidumbre de paso), y que sigue por el estrecho conocido como Paso Güeña. En este punto nuestro recorrido coincide también con los senderos GR-7 y GR-160 (Camino del Cid), así como con el antiguo camino de Caudiel a Pina y Montán. Asimismo coincide con la linde de Caudiel con Benafer. Nuestra senda nos lleva al Llano de la Molinera, donde seguimos ya por pistas, pasando primero por Santa Úrsula y luego por el paraje de la Torre del Molino, para poco después llegar a Caudiel.



7. Ruta circular: Caudiel, Barranco Juésar, Torre del Molino, Caudiel.


Ruta circular de poca distancia, ideal para hacer en familia o como un tranquilo paseo, con punto de origen y final en Caudiel.

Distancia: 4 kilómetros.
Desnivel: escaso.

Desde el centro de la población de Caudiel bajamos al Barrio por la Rocha, y tras cruzar el puente sobre el Barranco Juésar tomamos a la izquierda, para seguir el curso del barranco atravesando el paraje de la Grieta, agradable zona acondicionada. El final del paraje nos deja en un jardín junto a la carretera CV-195, que cruzamos, y seguimos por un camino entre las últimas casas. Nuestra ruta sigue paralela al Barranco Juésar (en este tramo también conocido como Barranco del Carro), por la partida del Zorral, donde podremos ver los restos de una interesante calera.

Cuando llegamos a la partida de los Aljezares, donde podremos observar los suelos de yesos y arcillas, enlazaremos con pistas que nos permiten volver a la población. Pasaremos por otro agradable paraje, el de la Torre del Molino, donde podemos observar las vistas sobre el entorno. Finalmente llegaremos a la población por las Eras del Molino.

 

 Fuente de la Alcabaira
 

 Fuente Cuenca

 Confluencia de senderos, cerca del Paso Güeña

 Calera del Zorral

 Torre del Molino

Enlaces para descarga de los tracks de las rutas:

Ruta 6:
https://drive.google.com/file/d/1ETkk_V9Z3CCyHSUPnR4lFapz1Lcs4YsL/view?usp=sharing

Ruta 7:
https://drive.google.com/file/d/1YGEb7B8fNJASzlcHsCxkWxQMYTCby2GQ/view?usp=sharing