CEAP - GESAP

PARA VER ACTIVIDADES PROGRAMADAS ENTRAR EN FACEBOOK DEL CEAP

domingo, 4 de julio de 2021

RUTAS DE SENDERISMO POR VIVER: DOCUMENTO COMPLETO, CON 18 RUTAS.


Fecha: Junio de 2021.
Autores: Pepe Juesas, Paco Mas.
Colaboradores: José Ángel Cobo, Vicente Ferrer, Paco Molina, Alida Ruiz, Mª Amparo Mateu.



Presentamos un conjunto de 18 rutas de senderismo, básicamente dentro del término de Viver, aunque alguna se extiende por otros términos colindantes. Catorce de ellas se publicaron en junio de 2020, otra en septiembre de ese año, y las otras tres en junio de 2021. Las rutas tienen un nivel fácil o moderado, para ser recorridas en general en media jornada (de 3 a 6 horas), aunque se pueden combinar resultando rutas más largas.

El conjunto de las rutas abarca todo el término de Viver, con lo que si se realizasen todas se tendría una visión global del territorio. La finalidad de las mismas no es tan sólo ofrecer una alternativa lúdico-deportiva, sino que también sirvan para conocer el territorio de Viver, así como diversos elementos patrimoniales y naturales, los cuales son nombrados en la explicación que se puede encontrar en cada una de las rutas.

Forman una red en la que algunas de ellas se entrecruzan, especialmente en las zonas que consideramos más atractivas, como se puede observar en el plano global siguiente. Por tanto se pueden buscar combinaciones de las rutas a elección personal. El plano sólo pretende dar esa visión de conjunto, para situar las rutas en cada zona del término, así como para las cercanas que pueden estar relacionadas o combinarse.

Todas las rutas están publicadas en el portal de Wikiloc en modo resumido, y en modo completo en el blog del Club Excursionista del Alto Palancia:

http://ceapaltopalancia.blogspot.com/search/label/RUTAS%20POR%20VIVER

Los tracks para uso del GPS de cada ruta pueden pues descargarse directamente de Wikiloc, o bien del enlace que se pone en la descripción de cada una de las rutas. Aclaramos que estos archivos (en formato GPX) no deben ser abiertos en entorno “html” (ya que sólo se aprecian garabatos), sino que deben ser descargados, y a continuación pasarlos al dispositivo que se maneje (GPS o Móvil).


Aviso: para las rutas RV4, RV5 y RV17.
Durante los años 2020 y 2021, debido a las frecuentes precipitaciones, el caudal del río Palancia es muy superior al habitual de las últimas décadas. Por la misma causa, la vegetación del cauce es más abundante. Las rutas indicadas cruzan el río en varias ocasiones, por lo que será necesario tener previstas ambas circunstancias. Quien disfrute con el agua y la búsqueda del sendero entre la broza, pasará un buen rato; de no ser así, será mejor esperar a que cambien las circunstancias.


LISTA DE RUTAS:


    RV1. LA TORRE Y EL SARGAL.
    RV2. SAN MIGUEL Y LOS OJOS DEL PRAO.
    RV3. SANTA CRUZ Y EL SARGAL.
    RV4. VIVER A TERESA.
    RV5. LA CHANA Y RÍO PALANCIA.
    RV6. LOS 3 SAN ROQUES.
    RV7. VIVER - JÉRICA, POR SAN ROQUE Y ULA.
    RV8. VÍA VERDE Y MONLEÓN.
    RV9. BARRANCO DE LA MOZA Y BARRANCO HURÓN.
    RV10. MONTES DE RAGUDO.
    RV11. LAS CAMBRAS.
    RV12. LOS INFANTES Y MORREDONDO.
    RV13. VIVER A RAGUDO.
    RV14. LA FUENSANTA.
    RV15. CONJUNTOS BÉLICOS DE LAS CAMBRAS Y ALTO DEL NIÑO.
    RV16. POR EL SECTOR DE BENABAL.
    RV17. LA ZORRERA, DE LA CHANA AL SABINAR.
    RV18. TRAIL MOLINOS VIVER, 13K CON VARIANTE.



El documento completo, incluyendo esta portada más las dieciocho rutas citadas, puede encontrarse en el siguiente enlace:

https://drive.google.com/file/d/1f8B7lYjvpHgczlCEti5b6EtwcEgvafW5/view?usp=sharing



sábado, 26 de junio de 2021

RUTA DE SENDERISMO POR VIVER, RV-18: TRAIL MOLINOS VIVER, 13K, con variante.


DESCRIPCIÓN BÁSICA:

Ruta circular de dificultad media, al transitar por algunos senderos con fuerte pendiente y firme irregular, que recorre diferentes parajes cercanos al pueblo de Viver. Es una ruta complicada de seguir, por la cantidad de cruces de caminos, por lo que, salvo que se conozca bien la zona, es recomendable o necesario el uso del GPS con el track correspondiente.

Se diseñó para la carrera de montaña del Trail Molinos Viver 13K, resultando interesante para esa finalidad, como también lo es para quienes gustan de recorrer trazados no muy cómodos. Y además, por la cantidad de zonas interesantes que recorre, también es recomendable para aquellas personas que deseen conocer esta parte del término de Viver, en una ruta que puede durar media jornada. Esta actualización del trazado incluye una pequeña variante desde el Collado de la Torre. Asimismo el tramo que discurre por el cauce del Barranco de las Ramblillas puede ser complicado en época de lluvias, si bien se puede obviar de forma fácil desde el circuito de motocros, siguiendo por el camino principal hacia los cortados de las Peñas Rubias, donde se enlaza de nuevo con el recorrido original.


DATOS:

- Punto de partida: Parque del Chorrillo, Viver.
- Distancia: 13 kilómetros.
- Tiempo previsto: de 3 a 5 horas.
- Dificultad: ruta moderada, con dificultad de seguirla por los numerosos caminos y cruces.


DESCRIPCIÓN DESARROLLADA.

Esta descripción solo pretende dar una idea general del recorrido, así como de los principales elementos del patrimonio rural que encontraremos durante el mismo. No se ha descrito el recorrido al detalle, por ser extremadamente complejo y engorroso. Es recomendable (o necesario si no se conoce la zona) el uso del GPS.

Saldremos del Parque del Chorrillo, avanzando por el camino asfaltado de Benabal o de la Cueva Santa, que nos llevará por zonas de huertas hasta el Collado de la Torre. Junto a las ruinas de un corral tomaremos a la derecha una senda que, por la vía pecuaria denominada  Vereda de la Hoya de la Cruz, nos subirá a un cerro conocido como la Casita Blanca (por este punto volveremos a pasar más adelante). Bajaremos por la ladera contraria, y tras cruzar el Camino asfaltado del Río, nos adentramos en la partida de los Vallejos, por pistas, hasta llegar bajo las Peñas Rubias, con sus características paredes rojizas. Estamos cerca del río, y por este punto también pasaremos de nuevo. Subiremos por una senda a la derecha, hasta llegar a la zona alta y plana, donde hay un circuito de motocros, que cruzaremos para bajar al cauce del Barranco de las Ramblillas. Si ha llovido recientemente, el barranco puede tener agua, y es recomendable obviar esta tramo, atajando por la loma plana hacia el Sur a buscar de nuevo la senda más adelante.

Si hemos escogido antes bajar al barranco, andaremos un tramo por su incómodo cauce del barranco, hasta llegar a una pista, justo donde confluye con otro barranco, el de la Chana (poco más adelante estos barrancos tienen un salto sobre el Río Palancia, que tras lluvias fuertes tiene un impresionante caudal, si bien en general el salto está seco). Nosotros subimos un poco por la pista de la izquierda, y luego vamos hacia los cortados superiores de las Peñas Rubias (donde enlazaríamos si hubiéramos elegido atajar por el llano), para buscar una estrecha senda que discurre por las paredes, hasta alcanzar de nuevo el valle, junto al Río Palancia. Aquí andamos ahora por una senda paralela al río, pasando por un punto anterior reseñado, y cruzamos de nuevo los Vallejos, pero por su zona baja.

La senda sube un poco y se aleja del río, para llegar a otra pista, que seguimos y de nuevo cruzamos el Camino asfaltado del Río, y al poco tomamos otra senda a la izquierda, que nos sube de nuevo al Cerro de la Casita Blanca, cruzando el trazado anterior de la ruta. Seguimos por la senda hasta cruzar la carretera CV-2352, y a partir de ahí por abruptas sendas daremos un rodeo atravesando un vaguada u hoya, para finalmente subir al cerro de Santa Cruz, donde es recomendable acercarse a observar las excelentes vistas que hay sobre la población de Viver. Además podremos observar los restos de elementos bélicos de la Línea XYZ  (Frente de Levante, Guerra Civil de 1936-1939).

Ahora descendemos del Alto de Santa Cruz para, cruzando la Rocha de Santa Cruz asfaltada, subir al cerro de enfrente, el de los Domingos, también plano y con buenas vistas del pueblo, con abundantes coscojas, entre las cuales se abre paso nuestra senda. Desembocamos en otra pista, la Rocha de Aguas Blancas, por la cual bajamos, y pasamos junto al Albergue de Aguas Blancas (antiguo Molino histórico), para seguir por caminos entre huertas, en la partida del Plano. Cuando llegamos al cauce del Barranco Hurón, lo acompañamos para llegar al casco urbano, y bajar al estupendo y frondoso paraje de la Floresta, que a su salida, nos deja junto al casco viejo, pudiendo pasear por el mismo, o volver ya al punto final, el Parque del Chorrillo.


Archivo GPX:  RV18 Trail Molinos Viver, 13K, con variante de 2021:  

https://drive.google.com/file/d/1rGtLlfNn_NdAgSFjvxiRxA-o73iE9iY0/view?usp=sharing


Vistas de Viver desde Santa Cruz, con San Roque detrás

Conjunto de trincheras en Santa Cruz

Tramo de la ruta, entre los Domingos y Santa Cruz

Autores: Francisco Molina, Pepe Juesas, Paco Mas.
Fecha: junio de 2021.



jueves, 24 de junio de 2021

RUTA DE SENDERISMO POR VIVER, RV-17; LA ZORRERA: de LA CHANA al SABINAR, por la Cañada de Benabal, El Tosco, Río Palancia, Las Quinchas, y Peñas Rubias.


DESCRIPCIÓN BÁSICA:

Ruta circular de dificultad media, debido a que transita por algunos senderos con fuerte pendiente y firme irregular, que recorre diferentes zonas del Sureste del término de Viver. Es un trazado algo complicado de seguir, por la cantidad de cruces de caminos y lo poco definido del mismo en algunos puntos, por lo que, salvo que se conozca bien la zona, es recomendable o necesario el uso del GPS con el track correspondiente.

La ruta recorre diferentes e interesantes parajes de Viver, algunos de ellos poco conocidos. Se inicia en la Fuente de la Chana para subir al Alto de la Zorrera, y de ahí al Alto de los Infantes recorriendo un tramo de la vía pecuaria conocida en la Comunidad Valenciana como “Cañada de Benabal”, a lo largo de la partida de los Infantes. Después baja al Tosco para subir ahora al Alto Ramos, monte situado en la linde con Teresa. Tras cruzar la carretera CV-235 se adentra en la propia partida de la Zorrera, donde se encuentra de nuevo con otro tramo de la Cañada de Benabal, por la cual bajamos al Río Palancia, que será necesario vadear. Subiremos por distintos caminos hacia el Alto de las Quinchas para luego descender de nuevo al Río Palancia, para vadearlo por segunda vez. Seguidamente subiremos por las Peñas Rubias, y por último al Alto del Sabinar, para finalmente volver a la Fuente de la Chana.


AVISO:    
En la actualidad (junio de 2021), debido a las frecuentes precipitaciones de los últimos meses, el caudal del río Palancia es muy superior al habitual. Por dicha causa, la vegetación del cauce es más abundante. Como esta ruta cruza el río en dos ocasiones, será necesario tener previstas ambas circunstancias. Los puntos de vadeo no son complicados, pero hay que mojarse. En caso de tomar la alternativa de ir por la ruta del río, RV4 que luego se menciona, también habrían vadeos y vegetación. En todo caso quien disfrute con el agua y la búsqueda del sendero entre la broza, pasará un buen rato; de no ser así, será mejor esperar a que cambien las circunstancias. 


DATOS:

- Punto de partida: Fuente de la Chana, Viver.
- Distancia: 12,6 kilómetros.
- Tiempo previsto: de 4 a 6 horas.
- Dificultad: ruta moderada, con dificultad de seguirla por los numerosos caminos y cruces. Además hay tramos de sendas con mal firme, y continuas subidas y bajadas.


DESCRIPCIÓN DESARROLLADA.

Esta descripción solo pretende dar una idea general del recorrido, así como de los principales elementos del patrimonio rural que encontraremos durante el mismo. No se ha descrito el recorrido al detalle, por ser extremadamente complejo y engorroso. Es recomendable (o necesario si no se conoce la zona) el uso del GPS.


NOTA:
Esta ruta RV17 es una variante de la RV5 que recorre parajes similares, y con la cual se cruza en varias ocasiones. También coincide en un tramo con la RV12 (que lleva a Morredondo), y asimismo cruza en dos ocasiones la RV4 (ruta del río). Toda esta red de rutas permite diseñar variantes diferentes, a elegir a nuestro antojo, así como a realizar variantes reducidas, más aconsejable si se realizan en verano. Esta ruta RV17 se puede fraccionar en dos rutas más pequeñas de forma evidente, algo que se puede deducir fácilmente viendo el plano, donde se han representado las otras rutas que discurren por la zona.



Iniciamos la ruta en la Fuente de la Chana, situada en un desvío indicado de la CV-235, al poco de dejar el cruce hacia Torás y Bejís. Tomamos el antiguo camino que iba hacia Teresa, el cual atajaremos de modo evidente, hasta llegar al Alto de la Zorrera, suave collado en la carretera.

Cruzamos la carretera y seguimos por una pista ubicada en un cortafuegos, que al poco dejaremos por un carril a la derecha llevándonos a la suave cordal que nos situará en el Alto de los Infantes. Estamos ya en la vía pecuaria “Cañada de Benabal”, la más importante de las que atraviesan el término de Viver. Para quienes deseen saber más sobre vías pecuarias, en general y de Viver, de las que esta ruta toca varias, recomendamos descargar y leer el capítulo correspondiente del documento que hay en el siguiente enlace:

http://viver.es/descargas/catalogo-patrimonio/toponimos-y-territorio-v3.pdf

Siguiendo el paso de ganados por la cordal atravesamos la partida de los Infantes. A nuestra izquierda veremos las Cuevas de los Infantes, punto aprovechado para guardar ganado. El avance por la vía pecuaria es a veces algo incierto, pero sin dificultad seguiremos la cordal, que nos llevará a enlazar con una senda en buen estado. Esta parte del recorrido coincide con una parte del trazado de la ruta RV12. La senda baja a las lomas de la Hoya Almer, donde llegamos a una pista que sigue todavía la amplia cordal, pasando junto a las ruinas del Corral del Chullo y un bebedero para la fauna silvestre. Al fondo se ve el redondeado cerro de Morredondo, y tras él, las Cambras y los Montes de Ragudo.

Vamos dejando desvíos a ambos lados, hasta llegar a un pequeño pinar, por donde nos desviaremos a la izquierda. Este carril que pasa a ser otra senda nos baja al Tosco o Reguero del Tosco, zona que limita con Teresa, y muy poco conocida en Viver. Es un valle que recoge varias hoyas, y que acabará desembocando en el Barranco del Regajo. La zona estuvo muy cultivada, mayoritariamente por vecinos de Teresa, pero como tantas otras zonas, va quedando inevitablemente abandonada. En un punto veremos las balizas de coto que indican también el cambio de término municipal. De nuevo estamos en una pista que habremos de dejar junto a unos campos, en un desvío a la izquierda poco evidente. Hay que estar muy atentos a las marcas puestas, ya que esta zona es un poco confusa.

Tras el desvío y cruzar de nuevo la hoya del Reguero, tomamos una senda a la derecha que se adentra en el pinar, y nos sube ahora al Alto Ramos, monte situado en la linde con Teresa. Siguiendo la senda bajaremos hasta la carretera CV-235, y al llegar a ella, la seguiremos unos 50 metros en sentido hacia Viver para dejarla por un estrecho y abandonado carril situado a la derecha. Ya estamos en la partida de la Zorrera. El carril se desdibuja a causa de la densa hierba, por lo que debemos estar atentos a cruzar la hoya por un bancal abandonado y repleto de hierba, donde se han colocado balizas de referencia. Esta hoya que hemos cruzado es la cabecera del Barranco de la Zorrera, que también desemboca en el Barranco del Regajo, el cual a su vez afluye al Río Palancia. Al otro lado del bancal encontramos una senda que nos sube por una pedregosa zona hasta llegar a un cruce de pistas. Estamos de nuevo en la vía pecuaria de la Cañada de Benabal. La tomamos a derecha y seguimos, pasando junto a una caseta y un singular aljibe de piedra en seco, de los pocos que actualmente quedan en Viver. Al poco dejamos la pista y continuamos por un terreno con matorral y mucha piedra, conocido en nuestra comarca como “clapiza”. Por una senda y siguiendo el paso de ganados bajamos al cauce del Río Palancia, junto a unos sifones del Canal hechos para salvar el Barranco del Regajo.

En este punto si deseamos acortar la ruta, podemos seguir la senda del río (RV4), aguas abajo, hasta que pasemos bajo el Salto de Peñas Rubias, donde ya debemos seguir de nuevo la descripción de la presente ruta. Añadir que de tomar la senda alternativa del río hay que vadearlo en un par de ocasiones, y a cambio de mojarnos gozaremos de rincones muy bonitos, en los cuales también podríamos bañarnos.

 

Vistas de las Peñas Rubias desde el Alto de las Quinchas

 

  Restos de un nido de ametralladoras en el Alto del Sabinar  

Siguiendo con nuestra ruta, cruzamos el cauce del Barranco (actualmente lleva algo de agua y posiblemente ya nos mojemos), seguimos un poco el río hacia arriba, y cuando veamos unos hitos grandes, lo vadeamos por donde mejor nos parezca. Al otro margen encontramos una senda poco definida que seguimos, hasta que vemos un carril que sube por la izquierda, conocido como la Rocha Talego. El carril llegará a un cruce de pistas, donde tomaremos la más estrecha a nuestra izquierda, que va pasando entre campos, y que deberemos dejar para tomar una senda a la izquierda que alcanza un cortafuegos y por la que subiremos por la penosa traza hasta alcanzar una zona llena, muy cerca del Alto de las Quinchas, y desde la cual gozamos de muy buenas vistas sobre el río y las Peñas Rubias. Seguiremos por la senda del cortafuegos, que baja con mucha pendiente y algunos tramos muy erosionados, hasta llegar junto al Camping.

Tomamos el camino a la izquierda bordeando el recinto del camping, un pequeño pinar y luego un bancal grande. Siguiendo el camino bajamos de nuevo al Río Palancia, que debemos vadear de nuevo, sin más problema que mojarnos. Estamos ahora en la partida de la Cueva Negra que coge su nombre de una pequeña cavidad situada en las proximidades. Situados ya en el margen izquierdo del río, damos con la senda marcada en su día como PRV-63.2, y que recorre el antiguo camino de herradura que llevaba de Viver a Teresa (o al revés), siguiendo el río. En la senda tomamos a la derecha, pasando cerca de los restos del azud de Pocopán, y luego bajo el salto y las paredes de las Peñas Rubias. Cuando el terreno se abre, debemos dejar nuestra senda y tomar otra a la izquierda, que dando un rodeo sube colándose entre las paredes rojizas de “tosca” o toba caliza. En la parte alta y llana, tras disfrutar de nuevo de las vistas, seguimos por pista que nos baja al cauce del Barranco de las Ramblillas, donde recibe al Barranco de la Chana. Poco antes de esta confluencia tomamos a nuestra izquierda una senda, poco visible, que tras cruzar el cauce, habitualmente seco, sube con fuerte pendiente y tramos erosionados hacia el Alto del Sabinar. La última parte, de nuevo por terreno de “clapiza”, apenas tiene trazado pero es fácil de transitar, tomando como referencia la suave cima del cerro. Arriba encontraremos abundantes restos bélicos de lo que fue un puesto de mando del bando republicano, dentro de la Línea XYZ del Frente de Levante, en la contienda de la Guerra Civil de 1936-1939. Entre estos restos hay varias trincheras, un par de refugios y dos restos de nidos de ametralladoras o búnkeres.

Situados en los restos del búnker más al Norte, saldremos por una traza abierta y marcada con hitos por el suelo de “clapiza”, hasta llegar a un pinar, que atravesaremos, llegando al borde de un bancal. Entonces tomaremos una senda que baja entre pinar hasta llegar casi al cauce del Barranco de la Chana, para seguir a nuestra izquierda por una senda que pronto se ensancha y que nos lleva al punto final de la ruta, la Fuente de la Chana.


Archivo GPX de la RV17 Cañada de Benabal:
https://drive.google.com/file/d/1pYtrSUJGhOdPRtzFr7Cufoj2d14leVbM/view?usp=sharing

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/rv17-la-zorrera-de-la-chana-al-sabinar-76048723



 

Senda abierta en el tramo de la vía pecuaria de la Cañada de Benabal

  Típico suelo de “clapiza”, habitual por estos contornos

 

         Tramo del Río Palancia


Autores: Pepe Juesas, Mª Amparo Mateu, Paco Mas.
Fecha: junio de 2021.


 

domingo, 20 de junio de 2021

RUTA POR TERESA: REFUGIO DEL AGUA, EL ARCO Y SENDA DEL RÍO


Distancia: 14 kilómetros.
Desnivel acumulado positivo: sobre 600 metros.
Nivel de la ruta: medio.
Horario estimado: cerca de unas 5 horas de caminar.

Ruta circular. Puntos de inicio y final en Teresa.
Imprescindible llevar agua suficiente.
La zona del Batán, donde finaliza la ruta, tiene pozas para el baño.

Enlace para descargar el track:
https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/ruta-teresa-refugio-agua-berro-arco-senda-rio-73018477



 
Descripción básica:

Ruta que recorre parajes de Teresa poco conocidos como el Refugio del Agua y el Arco, y otros más conocidos como el Paraje Hornos y la Senda del Río. Siempre es interesante conocer los rincones de pueblos como Teresa, que por carecer de picos y sierras emblemáticos, suelen quedar en el rincón del olvido en el excursionismo.

Desde el pueblo de Teresa subiremos al Cerro Gordo, donde se halla el curioso Refugio del Agua, para luego bajar hasta cerca de la Palanca, donde tomaremos el PRV-63.2, camino que llevaba antaño a Sacañet, pasando por la Fuente del Royo (en general ya seca), y también por la Fuente del Berro. Seguiremos subiendo por las Covatillas para llegar por detrás al Arco, curiosa formación en la roca, desde donde bajaremos al Paraje Hornos, punto donde había unos hornos para cocer yeso. De ahí, pasando por la Fábrica de la Luz, tomaremos la nueva y acondicionada Senda del Río, que por bellos parajes nos lleva al Batán, ya junto al pueblo, donde podremos refrescarnos en las pozas del río Palancia.

 
El Refugio del Agua

  
                                                  
Descripción detallada:

Salimos de Teresa hacia el puente que cruza el río bajo la población. La ruta hacia el Refugio del Agua está señalizada; no obstante la describiremos un poco. Debemos cruzar el puente y seguir por pistas que rodean la huerta por nuestra izquierda, hasta tomar la senda que sube directamente la ladera que nos lleva a la cumbre del Cerro Gordo, el cual hace de límite con el término de Jérica. Junto al mojón o pilón tenemos el Refugio del Agua. Al parecer fue construido en la Guerra Civil como punto de cobijo. Lo peculiar de este pequeño refugio es que siempre mantiene algo de agua, cosa extraña estando en un punto tan alto y de sustrato calizo. Cuando se extrae toda el agua, al poco vuelve a formarse el charco. Hay otro refugio de dimensiones similares a unos 50 metros, pero no tiene agua.


  El Arco

       
Para bajar tomaremos una senda que se trazó para una carrera de montaña y que tiene marcas verdes. La senda discurre primero por las laderas del monte, pero al alcanzar otro cerro conocido como Peña Roya, comienza a descender con mucha pendiente y mala traza. Finalmente accederemos a una pista, la cual nos deja muy cerca de un puente conocido como la Palanca. Aquí giramos a la izquierda y tomamos una pista que habremos de abandonar algo más adelante por un sendero marcado con señales blancas y amarillas; es el PRV-63.2, camino que llevaba antaño a Sacañet desde Teresa. El camino pasa junto a la Fuente del Royo (en general seca), y va alternando tramos de senda con tramos de pista. En un valle más abierto, donde confluyen varios barrancos que forman la cabecera del Barranco del Arco, debemos tomar un carril que nos lleva a la cercana Fuente del Berro (esta zona en época de lluvias suele tener zonas encharcadas); la fuente puede estar seca en épocas de sequía.

 

  Senda del Río
                                

Volviendo a la pista principal, la seguimos hacia arriba, junto al barranco que viene de la Masía del Collado (Bejís), para dejarla y tomar una senda a la derecha, que baja y cruza el barranco, subiendo la ladera de las Covatillas haciendo unos cómodos zig-zags. Un poco más adelante la senda está algo perdida entre la vegetación, pero luego ya mejora y es más clara. Pasaremos por una pista en una zona llana y retomaremos la senda que bordea un monte hasta cruzar un resalte rocoso y comenzar a bajar, para de pronto llegar al Arco, curioso y bonito puente de roca natural, bajo el cual pasaremos. La senda sigue bajando hasta una pista que discurre por el Barranco del Arco. Tomando a la derecha llegamos pronto al Paraje Hornos, punto donde había unos hornos para cocer yeso, y en el cual hay un área de recreo.

Retrocedemos por la pista hacia el Norte, pasando junto a las ruinas de lo que fue la Fábrica de la Luz, y al llegar junto al Río Palancia, tomaremos la nueva y acondicionada Senda del Río, que por bellos parajes y agradable caminar nos lleva de nuevo a la Palanca, para seguir junto al río hasta el Batán, ya junto al pueblo, donde podremos refrescarnos en las pozas del río Palancia.

  El Batán

                                                        

Texto: Paco Mas.
Fotografías: Paco Mas.
Junio de 2021.
 



martes, 15 de junio de 2021

RUTA DE SENDERISMO: SIERRA ESPINA, PICO DE SANTA BÁRBARA DESDE LA VILLANUEVA


Distancia: 13 km.
Desnivel acumulado positivo: sobre 600 metros.
Nivel de la ruta: medio.
Horario estimado: unas 4 horas de caminar.

Imprescindible llevar agua suficiente: solo hay una fuente en el recorrido.
Ruta circular.
Punto de inicio y final en Villanueva de Viver; aparcar junto al edificio polifuncional.


Enlace para descargar el track:
https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/pico-pina-o-de-santa-barbara-desde-villanueva-de-viver-72955923

 


Descripción:

Ruta que saliendo desde Villanueva de Viver alcanza el Collado del Lobo siguiendo el sendero PRV-63.3, que coincide con el antiguo camino de herradura de la Villanueva a Pina. Desde el collado, siguiendo una empinada senda que discurre por la cordal, alcanzaremos el Pico Pina o Santa Bárbara, que con sus 1.402 msnm es el punto más alto de Sierra Espina. Volveremos por la umbría de la Sierra, pasando por la Fuente de la Marrionda, el barranco de la Col, y las partidas de Trompez y la Jordana.

La cumbre de Santa Bárbara o Pico Pina, pese a los abundantes pinos, goza de buenas vistas sobre todo el entorno. La umbría de Sierra Espina tiene densos pinares que en su día tuvieron un importante aprovechamiento, aunque a día de hoy están en estado de semiabandono.

El pueblo de Villanueva de Viver pertenece geográficamente al Alto Mijares, ya que todas sus aguas vierten al río Mijares. No obstante, administrativamente está vinculado al Alto Palancia. Es un pueblo muy pequeño, que está haciendo un intenso esfuerzo por sobrevivir a base de crear nuevos servicios para la población.

 

Pico de Santa Bárbara y el pueblo de Pina delante

 La ruta comienza en el centro de la Villanueva, donde tomaremos la calle que pasa junto al lavadero municipal, para salir del pueblo por el camino que lleva a la Fuente de San Roque, que era también el camino viejo para ir a Pina. Está señalizado con marcas blancas y amarillas, del sendero PRV-63.3, así como parte del mismo con las marcas del SL Las Rozas. El inicio del camino es muy cómodo, entre las huertas, hasta llegar a la Fuente de San Roque, donde habitualmente no se puede coger agua.

Seguiremos para pronto coger una senda en un cruce de caminos. Este sendero, sin parar de subir, aunque sin tener una pendiente acusada, nos llevará pasando por las partidas de los Aguachares y de las Rozas hasta el Collado Blanco, tras el cual cruzaremos una pista y al poco seguiremos por senda hasta alcanzar la cordal principal, en el Collado del Lobo, punto desde el cual ya divisamos Pina. Gran parte de la zona transitada pertenece al término de Caudiel, y la zona final más alta ya es término de Pina. Dejamos el PR y seguimos a nuestra izquierda, por toda la cordal, y con pendiente más acusada, hasta alcanzar la cumbre de Santa Bárbara. Antes habremos cruzado una pista principal en el Collado del Majano, y un par de pistas secundarias. Toda la subida desde la Fuente de San Roque es entre pinares, y en la parte alta podremos observar algunos rebollos (robles).

Desde la cumbre podemos bajar directamente a la Fuente de la Marrionda, algo que desaconsejamos por la fuerte pendiente, siendo más cómodo aunque algo más largo el trazado por la pista, que por las vistas y el pinar no resulta aburrido. Así que tomaremos la pista, y en los dos cruces siguientes tomaremos a la izquierda, caminando primero por la cordal, y luego ya por la umbría. Alcanzaremos la Fuente de la Marrionda, que se seca en épocas de estiaje. Una vez en la fuente, retrocederemos 100 metros, para tomar un carril estrecho que baja siguiendo el Barranco de la Col; seguimos entre los pinares, algunos bastante afectados por las tormentas del año 2017.

 

Villanueva de Viver, asomando entre el pinar

Tras remontar una pequeña subida, y habiendo dejado el Barranco de la Col, cruzamos el Collado de la Teda o de la Graja, desde donde vemos ya de nuevo la Villanueva. Cuando llegamos a la zona de Trompez, junto a un corral, tomamos una pista a la izquierda. Ya hemos salido del pinar, y avanzamos por zonas entre viejos cultivos, y nuevas plantaciones de carrascas truferas. Al llegar a un nuevo cruce, tomamos a la izquierda, y al poco a la derecha por un carril más estrecho, en el Barranco del Majano. Poco antes de que el carril muera en un bancal, debemos tomar a la derecha una poco visible senda. Por ella llegaremos al azud de a Jordana, que permitía regar antaño unas pequeñas huertas, y siguiendo por la senda llegamos a otra pista. Siguiéndola, y pasando junto a la fuente de la Noguera Alonso, terminaremos nuestra ruta en Villanueva de Viver.

 

Azud de la Jordana

 
Texto: Paco Mas.
Fotografías: Paco Mas.

 

sábado, 5 de junio de 2021

RUTA DE SENDERISMO POR VIVER, RV-16: POR EL SECTOR DE BENABAL


DESCRIPCIÓN BÁSICA:

Ruta circular de poca dificultad, que nos permite recorrer el sector de Benabal, amplia zona del Sur del término de Viver, y que engloba varias partidas, las cuales se comentan según discurre la ruta. Decir que en el término colindante de Jérica también se extiende otra gran partida con el mismo nombre de Benabal.

Toda esta zona alterna grandes extensiones cultivadas, principalmente con almendros y olivos, con otras de pinares y matorral, en una combinación de suaves cerros y amplias hoyas.

La presente propuesta se puede alargar saliendo andando de Viver, desde el Parque del Chorrillo, por el Camino de Benabal o de la Cueva Santa. Con ello se añadiría sobre una hora (unos 5 kilómetros más) con la ida y vuelta hasta el Puente del Río.


DATOS:

- Punto de partida: Puente del Río, Viver.
- Distancia: sobre 12,6 kilómetros.
- Tiempo previsto: de 3 a 4 horas.
- Dificultad: ruta fácil, aunque hay posibilidad de perderse entre tantos caminos y cruces.


DESCRIPCIÓN DESARROLLADA.

Esta descripción solo pretende dar una idea general del recorrido, así como de los principales elementos del patrimonio rural que encontraremos durante el mismo. Se puede encontrar información complementaria en el plano que se adjunta al final, e información más detallada en el track para GPS cuyo enlace se facilita más abajo.

El punto de arranque de la ruta que recomendamos es un poco antes de cruzar el Puente del Río, junto a un cruce de caminos, donde hay algo de espacio para aparcar.

Comenzamos a caminar, y cruzamos el puente que hay sobre el Río Palancia, el único que existe en Viver para cruzar el río. Seguimos por el camino de asfalto. A la derecha quedan unas amplias y llanas zonas cultivadas, llamada las Quinchas. Tras pasar un “chorrador” del Canal de las Quinchas, junto al cual hay una caseta que fue fábrica de luz y también molino de arroz, tomamos un primer desvío a la derecha, indicado para ir al camping. Pasamos bajo las casas que fueron en su origen la Masía del Río. Hoy toda la zona tiene bastantes casas con un urbanismo sin definir y caótico. A la derecha y fondo podemos observar las características paredes rojizas de las Peñas Rubias.

En un nuevo desvío, seguimos el camino al frente (camino de la Mezquetilla), desestimando el desvío al camping. Vamos subiendo y pasamos junto a un pozo de extracción de agua para riego, llamado Don Félix, en honor al zahorí que lo marcó. A nuestra izquierda queda una hoya conocida como el Molar (o la Hoya del Molar). En una curva cerrada tomamos una senda que nos ataja hasta el alto, y es más interesante que la monótona pista. Ya en el alto, acabada la subida, a nuestra derecha ha quedado un cerro llamado Alto de las Quinchas. A nuestra izquierda veremos un balsón o navajo, que recoge aguas de escorrentía, para que beba el ganado y la fauna silvestre (no sólo la cinegética, sino también otros animales, incluidos los insectos, y entre ellos las apreciadas abejas). Estamos atravesando la partida de la Mezquetilla.

Conforme avanzamos, a nuestra derecha unas vaguadas bien cultivadas descienden suavemente hasta el río. Estas vaguadas son conocidas como la Badina. A la izquierda quedan unos cerros, en general con denso pinar y matorral, zona conocida como el Mazorral. En una curva finaliza el asfalto, pero seguimos por el amplio camino de tierra. Un entradero a la izquierda nos llevaría a la balsa de riego (cubierta) de la Mezquetilla, que está en un cerro conocido como el Alto Puerta, pero los pinos no nos dejan tener una buena visión del entorno.

Siguiendo el camino, delante y al fondo vemos unos montes con poca vegetación, degradada por el incendio de 2012; es la zona de la Degüella y Pante, término de Jérica. Justo bajo de nosotros tenemos una amplia hoya cultivada, conocida como el Hueco de Cameta. A la izquierda y a lo lejos, podemos ver los edificios blancos de la Cueva Santa y detrás el pico de Montemayor, todo ello en término de Altura.

Bajando suavemente llegamos a un collado, con un pilón blanco, que marca la linde con Jérica. Este punto, desde el cual se observa la gran revuelta que hace el río Palancia, con la población de Teresa detrás (y asomando por encima el pico de Peñaescabia), tiene varios nombres: en Viver es el Collado Royo, para los de Jérica es el Alto Porter, y para los de Teresa es el Alto de Benabal (pues ahí suben por las revueltas, para llegar a la gran zona de Benabal, donde tienen muchos campos cultivados). También vemos unas peñas características, conocidas como Peña de los Pajaritos, dentro de la cuña que mete el término de Jérica entre Teresa y Viver. El monte que vemos a la derecha, lleno de afloramientos rocosos, es conocido como el Cerro Vicente.

Desde el Collado Royo, que es una encrucijada de caminos, tomamos el principal de la izquierda, según hemos llegado, que al poco mantiene algo de asfalto viejo, pasando junto a una caseta de labradores. Caminamos entre cultivos, pero luego entramos en una zona de pinar y campos abandonados, aunque pronto nos vuelven a rodear cuidados cultivos; estamos en la partida de las Montesinas. A la izquierda y por encima hay un cerro agreste, que apenas vemos, conocido como el Rincón de Zorra.

Nos desviamos a la derecha en un ángulo de 45º, por otro camino mejor asfaltado, para llegar a una zona muy frondosa, en el barranco de Aguamala. Toda esta zona a lo largo del barranco tiene una interesante diversidad de flora, si bien está muy cerrada e impenetrable. Asimismo, a lo largo del barranco habían varios afloramientos de agua, con distintos nombres; hoy están todos perdidos, y solo afloran ocasionalmente. El más conocido es la Fuente del Oro, junto a cuyo abrevadero pasamos, en general seco, aunque el nacimiento está algo más arriba, oculto entre la vegetación. El barranco de Aguamala nace en término de Jérica, atraviesa esta parte del término de Viver, muriendo en el barranco del Baladrar, que a su vez desemboca en el río Palancia (lugares por donde más adelante pasaremos).

Pasando la Fuente del Oro, llegamos a otra zona cultivada, conocida como la Fuenvieja, y al poco accedemos a otro camino, de tierra, que marca la linde de Jérica con Viver, y que es conocido como el camino de Teresa a la Cueva Santa, y antiguo de Segorbe. Lo seguimos a la izquierda, pero pronto lo dejaremos para seguir por otro más estrecho, que atraviesa una zona de pinares y luego ya de nuevo bastantes cultivos. Estamos ahora en la partida de la Molinera o Rincón de la Molinera.

De nuevo llegaremos a un camino asfaltado, que es el camino de Benabal o de Viver a la Cueva Santa. Lo tomamos a la izquierda, y enseguida vemos otro balsón o navajo. De nuevo cruzaremos el barranco de Aguamala, que sigue bien frondoso; por aquí habían al menos dos afloramientos más de agua, hoy desaparecidos entre las zarzas.

Seguimos entre zonas de cultivos alternadas con algunos pinares; estamos propiamente en la partida de Benabal. Al llegar junto a otra caseta de labradores (la Caseta de Benabal), tenemos un cruce de caminos conocido como “de los Cuatro Caminos”. El de la izquierda nos conduce al Collado Royo, punto por donde hemos pasado antes. El de enfrente baja cómodamente por la Hoya Elvira, y la “Rocha de Benabal” que lo podemos tomar si deseamos acabar antes nuestra ruta. Este punto es conocido como Alto de Benabal por la gente de Viver, pues es donde culmina la subida de la citada “rocha”, cuando se viene desde Viver a la zona de Benabal. Nuestra propuesta, sin embargo, opta por seguir la ruta por el camino de tierra de la derecha en dirección Este, junto a la caseta, por donde indica “Jérica” la baliza del GR-231.

Bajamos suavemente por un camino de tierra, primero entre campos y luego entre pinos. A pocos minutos llegamos a otro camino más ancho, que tomaremos a la izquierda. Ahí está la Fuente de la Losa y cerca la pequeña área de recreo, en el mismo cauce del Barranco del Baladrar, que hace de linde entre Jérica y Viver. Continuamos por el amplio camino, primero de tierra y luego de asfalto, entre pinares, y paralelo al barranco del Baladrar, hasta justo donde se cruza el barranco, ya muy cerca de su desembocadura en el Río Palancia, cuyas aguas podemos escuchar. En ese punto tomamos una senda a la izquierda que bordea una caseta. Esta cómoda senda atraviesa una zona donde se ha intervenido con intensos desbroces. Atención porque hay varios desvíos y sendas; nosotros nos mantendremos en general paralelos al río, con rumbo Oeste, y hay que evitar tomar una senda muy marcada que gira a la izquierda. Así debemos llegar en unos 5 minutos por la senda a un puente pequeño sobre el Canal de las Quinchas.

Cruzamos el puentecito y seguimos el camino de tierra, que gira en una curva y ya es de asfalto. Siempre paralelos al río, entre campos cultivados, atravesamos la partida del Garrigal, hasta llegar de nuevo al Camino de Benabal, que tomamos ahora a la derecha, para llegar al Puente del Río, y a nuestro punto de inicio y final de la ruta.


Archivo GPX:  RV16 Por el sector de Benabal
https://drive.google.com/file/d/1hOQo6-sjW1ZAy6OIrH81KpGNShgGvtTR/view?usp=sharing

Publicación de la ruta en Wikiloc: https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/rv16-por-el-sector-de-benabal-74660812

 

 Vistas de la revuelta del río Palancia cerca de Teresa, desde el Collado Royo

 Caseta de Labradores de Benabal, importante referencia de la zona

 Navajo por la Mezquetilla 


Autores: Pepe Juesas y Paco Mas.
Fecha: junio de 2021.


 

jueves, 27 de mayo de 2021

RUTA POR MONTÁN, SIERRA ESPINA Y PRV-63.3

 

Distancia recorrida: 18,4 kilómetros.
Desnivel acumulado positivo: sobre 900 metros.
Nivel de la ruta: medio-alto.
Horario estimado: unas 6 horas de caminar.

Imprescindible llevar agua suficiente: solo hay una fuente y en la parte final del recorrido.
Ruta circular.
Punto de inicio y final en Montán; hay suficiente aparcamiento en la zona frente al antiguo Convento de los Servitas y en la salida hacia la Fuente de la Tejería.

Enlace para descargar el track:
https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/ruta-montan-sierra-espina-corral-de-bou-collado-blanco-fuente-amarilla-72709393

 



Descripción:

Ruta que recorre parte del, en general desconocido, término de Montán. Sigue en buena parte el sendero PR Sierra Espina, y también utiliza el PR-63.3. Recorre parajes como la Cueva de Cirat, las Lomas del Rastrillador, Pino Rey, Collado Miguel, Piedra Ladín, Corral de Bou, Collado Blanco y la Fuente Amarilla. Los desniveles en Sierra Espina suelen ser acusados, y el trazado de los senderos no es precisamente cómodo. Pero por las buenas vistas y el encanto de algunos rincones bien merece recorrer estos parajes.

Desde Montán, de la plaza principal, salen las marcas del PR Sierra Espina, que por una empinada calle sale del pueblo, por un paseo que nos lleva al cementerio. Todo este sendero está en general bien marcado, salvo algún pequeño tramo donde puede ser fácil perderlo. Seguimos el itinerario por caminos amplios, y en los cruces hay balizas de señalización. Nuestro camino sigue hacia la Cueva de Cirat, interesante y conocida cavidad. En realidad el sendero no llega a la cueva, pero recomendamos acercarnos a su cercana boca e incluso entrar los primeros metros, que son fáciles.

 

 Boca de la Cueva de Cirat

Tras la cueva tomamos una senda (en este tramo se está haciendo actualmente una variante más cómoda y clara). Sea por la estrecha senda que era la traza hasta ahora o por la nueva variante, subimos una fuerte pendiente hasta un collado, situado bajo el monte conocido como el Cerro. Proseguimos por una bonita ladera, que nos lleva a otro collado, cerca del cual hay una caseta de ladrillo. En este punto las vistas son muy buenas, y podemos ver el pueblo abajo y otros montes de la zona.


 Por las faldas del Cerro

 
Continuamos por zonas altas, sobre un barranco que se abre a nuestra izquierda, el Paso Malo, donde había un camino ya perdido. Tras otro collado, llegamos a una cordal donde dividen los términos de Caudiel y Montán, la cual seguimos; es la zona de la Atalaya y el Rastrillador, zona con una interesante y variada vegetación, y unas vistas excelentes.

Tras desembocar en una pista, llegamos al conocido e importante collado de Pino Rey, punto donde confluían antiguos caminos que cruzaban Sierra Espina por este punto. Aquí cruzamos los senderos GR-7 y GR-160, que van casi juntos desde Montán hasta el Mas de Noguera. Nosotros seguimos la cordal de la sierra, en dirección a Santa Bárbara, cuyas antenas vemos al fondo. Atravesamos la partida del Pinar de la Tenencia, último vestigio de lo que fue el territorio feudal de la Tenencia de Jérica.

 

 Por el Rastrillador

 
Tras un cruce a la derecha, y una curva, tomamos una senda que desciende abruptamente por la umbría, entre pinos; es fácil salirse de la traza. Tras pasar el Collico Hondo llegamos a una pista, en el Collado Miguel o Miquel, otro punto de encrucijada de antiguos caminos. Continuamos por la pista, pasando por otro pequeño collado, bajo Piedra o Peña Ladín, punto de referencia para la gente de la zona. La pista sigue, pero la dejaremos en una curva, siguiendo por una traza abierta entre la densa vegetación; vamos siguiendo desde hace rato la linde entre Montán y Fuente la Reina, por zonas altas que nos permiten disfrutar de las vistas.

Llegamos a otro collado, conocido como Corral de Bou, por los restos del corral adjunto, y por donde cruza el camino actual de Montán (derecha, asfalto) a Fuente la Reina (izquierda). Seguimos cruzando un pequeño cerro, y bajamos al Collado Blanco, por donde pasaba un antiguo camino de herradura entre las dos poblaciones. Aquí dejamos el sendero PR que veníamos siguiendo, y tomamos el PRV-63.3, que viene de Fuente la Reina por la bonita zona de la Pudia. Nuestro sendero baja por la Hoya Zan, alternando tramos de senda y pistas, para llegar a la Fuente Amarilla, de apreciadas aguas.

 

   Fuente Amarilla

                                      
Continuamos alternando tramos de sendas y de pistas, para bordear un cerro por la Boscaja, y llegar a Montán por las Eras, barrio separado del núcleo principal por el barranco. Las vistas al entrar son muy buenas. Pasamos junto al antiguo Convento de los Servitas, y llegamos a donde hemos empezado la ruta. Sólo queda disfrutar del pueblo y tomar algo en alguno de sus bares para recuperar fuerzas.

 

Montán

 

Texto: Paco Mas.
Fotografías: Gloria Palomera, Paco Mas.