CEAP - GESAP

PARA VER ACTIVIDADES PROGRAMADAS ENTRAR EN FACEBOOK DEL CEAP

jueves, 22 de abril de 2021

SIMA DE LA COSTALATA, VALL DE ALMONACID.

 
Autor: Paco Mas.
Fecha: Abril de 2021.


La Sima de la Costalata es una cavidad conocida desde antiguo, que ya fue reseñada en la revista Lapiaz, número 14, del año 1985. Los datos de esa reseña se han añadido en la presente, como curiosidad, tanto la descripción como la topografía.

En abril de 2021 hemos procedido a revisar la cavidad, mejorar la instalación y proceder a una nueva topografía, más completa, aunque hay que decir que la primera era bastante aceptable.

Han participado en la actividad:

Antonio Benlloch (GESAP y GEB).
Lolo López (GEB).
Jesús Martín (CEA).
Paco Mas (GESAP).



ACCESO:

Recomendamos el siguiente acceso. Partimos de la localidad de Vall de Almonacid por donde está el parque de la Fuente del Lentisco. Siguiendo la pista que parte por encima del parque, dejamos un primer desvío tomando a la derecha. De nuevo tomaremos a la derecha en un segundo desvío, hacia la señalización de elementos bélicos, hasta llegar a un cruce de caminos (N39.91324 W0.46042), lugar por donde dejaremos el vehículo. Seguiremos el camino hacia el NW, que pasa junto a un aljezar (restos de mina para extraer aljez o yeso), y al poco tomamos una senda a la derecha (todavía hay marcas del sendero de pequeño recorrido que lleva hacia Matet). Desembocamos en un punto conocido como “Cuatro Caminos” (N39.91454 W0.46151), por ser una encrucijada de caminos entre los cuatro pueblos del contorno (Algimia, Vall, Matet y Gaibiel). Seguiremos por la senda que va hacia el Oeste, hacia Gaibiel. Al llegar a un collado (Collado de Gaibiel para los de la Vall, N39.91507 W0.46500), tomamos la senda que parte a la izquierda, junto a un navajo o balsón. Esta senda asciende hacia el pico de la Costalata, monte muy pedregoso, con excelentes vistas sobre gran parte de la comarca del Alto Palancia y montes aledaños. En la subida iremos siguiendo interesantes trincheras y parapetos de lo que fue la Línea XYZ del Frente de Levante, en la Guerra Civil de 1936-1939.

Al llegar a una primera zona plana (N39.91188 W0.47176) dejaremos la senda y continuaremos campo a través, por una zona plana, con bastante maleza pero no espesa, hacia el Sur, a buscar la Sima de la Costalata, situada casi en el extremo de esta loma, conocida como Alto de Anchoy.

Coordenadas de la Sima de la Costalata: 30 S 716050 4420839 720 msnm N39.91011 W0.47240



DESCRIPCIÓN DE LA CAVIDAD:

La boca de la cavidad viene a medir 4 x 3 metros, pero debido a a espesa maleza apenas se ve la misma, y la entrada debe realizarse por un estrecho lateral. Un primer anclaje nos permite descender protegidos un resalte de 4 metros, en el que hay unos desfondes peligrosos. El resalte nos deja en una pequeña pero cómoda sala, desde la que comienza la vertical, que protegeremos con algunos de los múltiples anclajes que hay en este punto. El resto de la cavidad es una fractura un poco inclinada, que viene a medir de 1 a 2 metros de ancha, y de 10 a 15 metros de larga, y que llega a bajar hasta -40 metros. En algunos puntos la diaclasa gira en los extremos pero sin continuidad. Hay un pequeño agujero impenetrable al fondo de una repisa inclinada. El descenso lo haremos instalando 3 fraccionamientos más. La bajada es cómoda y bastante limpia; no obstante tendremos cuidado con la posible caída de piedras (que hemos limpiado en lo posible).

Profundidad de la cavidad: 40 metros.

Toda la zona de la Costalata se desarrolla sobre materiales calcáreos del Lías, o Jurásico inferior.


 
INSTALACIÓN Y MATERIAL NECESARIO:

La instalación que había era bastante deficiente y desigual, y lo que nos encontramos sólo estaba en la cabecera del pozo, siendo diversos anclajes como espits viejos, una cadena con dos parabolts antiguos, algún otro parabolt antiguo, y otros tres parabolts de inoxidable, más recientes; lo cual supone una excesiva instalación, más cuando todo el resto del pozo no disponía de ningún anclaje, con los consiguientes roces de las cuerdas.

En nuestra visita hemos añadido cuatro parabolts, uno al entrar en la cavidad, que ayuda a proteger los primeros pasos, en los cuales hay peligrosos desfondes. Los otros tres han sido dispuestos a lo largo del pozo.

Para el descenso de la cavidad se recomienda llevar una cuerda de unos 65 metros, de los  cuales usaremos 10 metros en proteger desde la entrada hasta la cabecera del pozo. Tras instalar la cabecera con algunos de los múltiples anclajes, bajaremos, encontrando un anclaje a unos 8 metros, el cual es recomendable alargar con una cinta. Después encontraremos todavía dos anclajes más, uno a otros 7 metros, y el último a unos 15 metros. De ahí ya llegaremos al fondo.

Todos los parabolts, tanto los de inoxidable como los puestos ahora están sin chapa, y son de métrica 10. Por lo que hay que llevar por lo menos 6 chapas.

Adjuntamos una imagen con la representación de la instalación.



RESEÑA ANTIGUA DE LA SIMA DE LA COSTALATA.

Revista Lapiaz nº 14, 1985.
Grup d'Espeleología Rappel (M. Izquierdo, E. Bosch).

Se encuentra situada en el monte del mismo nombre, prácticamente en la cima de éste, sobre los primeros cinglos visibles desde la población. Para llegar a ella partimos de la población por el camino que nos lleva a Anchoi. Al llegar al alto el camino se bifurca en dos, uno hacia la derecha y el otro, que es el que tomaremos, que desciende; este camino lo tomaremos sin dejarlo, y nos dejará al pie de la Costalata donde empezaremos a subir. Una vez arriba será fácil encontrar la cavidad pues el monte está totalmente quemado y sólo del interior de la cavidad nacen algunos arbustos.

La boca de la cavidad, de forma más o menos circular, mide 5 metros de larga por 6 metros de ancha, que da pase a un escarpe de 4 metros; después de salvarlo nos encontramos con una planta de unos 5 metros, con dos grandes bloques en el centro, a partir de este punto se abre en el extremo de la sala la boca real de la sima. Descendemos a partir de ella unos 10 metros en chimenea hasta llegar a una repisa; a partir de aquí seguimos descendiendo unos 25 metros hasta llegar a otra repisa de mayor tamaño, en cuya parte izquierda encontramos un pequeño escarpe de 2 metros que nos sitúa en una grieta inaccesible. Por el lado opuesto podemos seguir descendiendo 10 metros hasta llegar a una pequeña sala con cantos rodados con cierta humedad en el suelo, siendo la cota más profunda de la cavidad.

Espeleometría: profundidad 45 metros, recorrido 20 metros.

Se desarrolla en calizas de Doger.


 

Boca de la Sima de la Costalata (fotografía de Paco Mas)

 
Sala primera, donde se inicia el descenso del pozo (fotografía de Paco Mas)

 

Descendiendo el pozo (fotografía de Toni Benlloch)
 

En el fondo de la cavidad (fotografía de Toni Benlloch)



No hay comentarios :

Publicar un comentario