lunes, 11 de julio de 2011

PRV-63.2 TERESA - VIVER

SENDERO:     PRV-63.2
TRAMO:          TERESA - VIVER.
TÍTULO:          DE TERESA A VIVER POR EL VIEJO CAMINO DEL RÍO PALANCIA.

                                                                

                                                                 Edición 2014.
                                                                 Autor: Paco Mas


FICHA TÉCNICA:

- Distancia aproximada: 10 kilómetros.
- Tiempos aproximados de andar (sin paradas): 2 horas y media.
- Desnivel: al seguir en gran parte el curso del agua, el desnivel a salvar, a pesar de algunos pequeños repechos, nunca es acusado.
- Tipo de camino: pistas y sendas.


REFERENCIAS GENERALES:

La ruta recorre uno de los antiguos caminos que se utilizaba para ir de Teresa a Viver (y viceversa) andando. Era el camino más corto, y aprovechaba la línea del río Palancia en gran parte, si bien solo era apto para ir a pie o con caballerías. Fue muy utilizado hasta después de la guerra civil, tras lo cual cayó en el desuso y abandono derivado del incremento del transporte motorizado por carretera. Hoy casi nadie lo utiliza con tal fin, y lo que queda se ha mantenido gracias al paso del ganado, de los cazadores y de los excursionistas que recorren estos parajes.

Algunos tramos de la senda original están bastante deteriorados (sea por el abandono, por  desmoronamientos, por el trazado de pistas, o por la superposición de las obras del canal de agua), por lo que se han abierto o señalizado tramos alternativos, aspecto a tener en cuenta pues se requiere estar habituados a andar por la montaña.

También es necesario considerar que tras épocas de lluvias algunos tramos del río pueden llevar bastante caudal, que aparte de hacerlo más atractivo, puede dificultar algunos pasos.

A pesar de su deterioro el recorrido nos permite disfrutar de bellos lugares y del sosiego del discurrir del río por parajes abandonados y solitarios, además de las alegres y verdes huertas, también en parte yermas, al tiempo que rememoramos el camino tantas veces recorrido por las gentes de antes.

Todo el trayecto se encuentra en buen estado de señalización con las marcas de pintura (trazas blancas y amarillas) y algunos postes indicadores de madera (a pesar de los frecuentes e incomprensibles actos de vandalismo).



DESCRIPCIÓN DE LA RUTA:

Escaramujos


Desde la población de Teresa tomamos el camino asfaltado que se dirige a Benaval y al depósito de enseres, el cual se inicia en una calle a la derecha (señal indicadora), casi al final del pueblo en dirección a Viver. Seguimos durante 10 a 15 minutos la carreterita asfaltada hasta llegar al colladito de la Cantera, junto a un vertedero clausurado (¡que no eliminado!) y un depósito de enseres. La zona está, lamentablemente, bastante degradada. Desde el collado se ven al fondo los escarpados Cinglos de Benaval, en una profunda revuelta del río.




El sendero original bajaba justo desde el collado, pero la presencia del vertedero nos obliga a un cambio del trazado (se modificó en 2008, y se ha vuelto a modificar en 2014, para evitar los problemas del vertedero y de un sobrante de aguas). Giramos a la izquierda, siguiendo una pista ascendente durante unos 300 metros, y tras cruzar una acequia, buscamos las señales a la derecha, que nos bajarán a la senda antigua a través de unas revueltas un poco abruptas. En sentido opuesto el tramo es más lógico de seguir.


La senda continúa con un trazado evidente y cómodo, pasando por una pequeña cascada de aguas sobrantes de una acequia y la Peña de los Pajaritos, y descendiendo poco a poco hasta el cauce del río. Una pequeña pasarela nos ayuda a cruzar el canal de agua, que fue construido sobre el antiguo sendero, por lo que éste ya no existe en esta parte. En sentido opuesto y si vamos por el cauce del río, hay que estar muy atentos a las marcas para subir al canal y cruzarlo.


Continuamos por el cauce del río, seco habitualmente en esta parte, y luego por un antiguo trazado de camino. Unos 300 metros después cruzamos dejamos a la izquierda el barranco del Regajo (el canal hace un sifón) y al poco tenemos que subirnos al borde del canal (tramo peligroso), durante casi 100 metros, para alcanzar un paso que ataja la gran revuelta del río conocida como La Sartén. Bajamos al otro lado por una senda entre el denso matorral, no sin antes observar el tortuoso meandro del río. Estaremos atentos a la señalización, independientemente del sentido que se recorra.

Al bajar de nuevo al río es necesario fijarse en las señales, sobretodo si el agua nos impidiese seguir el mismo cauce, en cuyo caso iríamos siguiendo las indicaciones por la orilla y junto al canal. Poco después buscamos las marcas que ascienden por la empinada ladera del margen izquierdo (en sentido del curso del agua), a buscar un senderillo sobre unos bancales. Esta parte del trazado sustituye al antiguo sendero, que iba poco más abajo por una zona hoy desmoronada, tras unos abrigos excavados en la guerra civil.

Seguimos entre abundantes aliagas y pinos. Dejamos un poste señalizador de la Cueva Negra (abrigo para el ganado situado en la orilla opuesta), y volvemos cerca del cauce, para llegar al poco a Peñas Rubias (poste señalizador), destacado lugar tanto por la belleza de las rojizas rocas que lo conforman como por la cascada que se forma cuando llueve abundantemente. Es posible que podamos ver alguna rapaz que utiliza la zona como oteadero. Cruzamos la zona entre grandes bloques de piedra (atentos a la señalización) y algunos restos de basuras del antiguo vertedero que estaba situado en la parte alta, hoy afortunadamente ya clausurado.

Seguimos paralelos al río, junto a bancales, muchos abandonados y atravesando algunos accesos de pistas. Cruzamos el Barranco de los Vallejos (poste señalizador), y comenzamos a ascender por el sendero bien definido. Llegamos a una antigua gravera que rodeamos por la derecha (estar atentos pues a veces colocan colmenas; en tal caso separarse lo más posible). En sentido opuesto estar muy atentos a las marcas, para ver donde sigue la senda tras la gravera.

Continuamos por una pista apta para coches, y poco después atravesamos un camino asfaltado (que baja a la Masada del Río y al camping), hasta llegar a otra pista asfaltada, que tomamos a la izquierda, cerca de un pequeño collado. Atentos a este desvío a la derecha si se realiza la ruta en sentido opuesto (desvío dejando pista asfaltada, al pasar el collado tras las “rocha” de la Torre).

Seguiremos siempre este camino hasta Viver, bajando primero la empinada Rocha de la Torre, y siguiendo entre verdes campos de frutales y huertas, muchos de ellos hoy también abandonados. Entraremos a Viver por la Rocha Palmera, que nos desemboca en el parque del Chorrillo. Si se realiza la ruta en sentido opuesto, iniciarla en la bajada que hay entre el parque del Chorrillo y un pequeño parque infantil.




Enlace para descargar el track: (atención al pequeño cambio en el trazado realizado en 2014, a 1,5 km de Teresa, y no reflejado en el track; en el mapa puede verse dibujado en rojo)


No hay comentarios :

Publicar un comentario