CEAP - GESAP

PARA VER ACTIVIDADES PROGRAMADAS ENTRAR EN FACEBOOK DEL CEAP

domingo, 7 de junio de 2020

RUTA DE SENDERISMO POR VIVER, RV-4: DE VIVER A TERESA POR EL CAMINO DEL RÍO

AVISO (junio de 2021): EN LA ACTUALIDAD, DEBIDO A LAS FRECUENTES PRECIPITACIONES DE LOS ÚLTIMOS MESES, EL CAUDAL DEL RÍO PALANCIA ES MUY SUPERIOR AL HABITUAL.

POR LA MISMA CAUSA, LA VEGETACIÓN DEL CAUCE ES MÁS ABUNDANTE.

COMO ESTA RUTA CRUZA EL RÍO EN VARIAS OCASIONES, SERÁ NECESARIO TENER PREVISTAS AMBAS CIRCUNSTANCIAS.

QUIEN DISFRUTE CON EL AGUA Y LA BÚSQUEDA DEL SENDERO ENTRE LAS PLANTAS, PASARÁ UN BUEN RATO; DE NO SER ASÍ, SERÁ MEJOR ESPERAR A QUE CAMBIEN LAS CIRCUNSTANCIAS.




DESCRIPCIÓN BÁSICA:

La ruta discurre entre las poblaciones de Viver y de Teresa, siguiendo en gran parte el trazado el curso del río. A través de sendas y pistas andaremos el antiguo camino de a pie (y también de  herradura o caballerías) que unía ambas poblaciones y que fue muy utilizado hasta después de la Guerra Civil. Aunque deteriorado en algunos tramos, nos permitirá disfrutar de parajes bellos y tranquilos, al tiempo que rememoramos el esfuerzo que tantas veces hicieron nuestros antepasados.

Esta senda fue marcada como un tramo del PRCV-63.2 en el año 1995, ha sido mantenida durante muchos años y actualmente se encuentra en buen estado de tránsito (esta labor todavía se efectúa voluntariamente cada año), pero ya no se mantiene la señalización (labor también voluntaria, apenas reconocida, y bastante decepcionante por el frecuente vandalismo o simple destrucción del que son objeto las señales y marcas). La señalización se intenta mantener con algún cartel y con hitos de piedra.

El trazado propuesto tampoco coincide del todo con el original. La construcción del canal hace décadas sobre la propia senda, y el casi nulo mantenimiento del mismo, conlleva la dificultad del tránsito junto al canal. Por lo que finalmente se optó por un trazado alternativo que obliga a vadear el río hasta en cuatro puntos, según el caudal que lleve. No recomendamos realizar la ruta en época de lluvias fuertes. Pero cuando no hay riesgo, los vadeos del río aunque puedan resultar incómodos, añaden valor y divertimento a la ruta. No obstante, se presenta una alternativa que evita los vadeos, pero obligando a caminar por el borde del canal, con el riesgo de caída que presenta, y el mal estado en algunos tramos.

La ruta es lineal. Se puede hacer combinando vehículos, o bien volviendo sobre el mismo trazado (ello permite no acabar toda la ruta necesariamente), o volver sobre un trazado alternativo, uno de los cuales es propuesto al final del texto.


DATOS:

- Punto de partida: Parque del Chorrillo, Viver.
- Distancia: sobre 8 kilómetros.
- Tiempo previsto: de 3 a 4 horas, sólo la ida y según las paradas que hagamos. Añadir el tiempo de vuelta. Por lo que la ruta puede estimarse para una jornada completa.
- Dificultad: ruta media, pues el sendero del río tiene tramos erosionados, además de los puntos donde pueda ser necesario vadear el río, bien mojándose el calzado o bien descalzándose.


DESCRIPCIÓN DESARROLLADA.

No se describe el recorrido en sí mismo, con los numerosos desvíos. Para esos detalles consultar el track del GPS y/o el plano adjunto. Sólo se describe el trazado en general.

El itinerario recorre uno de los antiguos caminos que se utilizaba para ir de Viver a Teresa (y viceversa) andando. Era el camino más corto, y aprovechaba la línea del río Palancia en gran parte, si bien solo era apto para ir a pie o con caballerías. Hoy nadie lo utiliza con tal fin, salvo los excursionistas, y lo que queda se ha mantenido gracias al paso del ganado y de los cazadores. Aún así se encuentra bastante deteriorado por desmoronamiento de laderas y por las obras del canal. A pesar de su deterioro su recorrido nos permite disfrutar de bellos lugares y del sosiego del discurrir del río por los solitarios parajes ya abandonados.

Salimos de Viver desde el parque del Chorrillo, bajando por el camino de la Cueva Santa (o de la Torre o de Benabal), que seguiremos hasta subir la Rocha de la Torre, desde donde se ve la peculiar Torre. Tras pasar el pequeño alto tomar la pista de tierra que sale a la derecha, y al poco cruzaremos la carretera que baja al río. Seguir de frente hasta donde finaliza la pista, junto a una nave, y comienza la senda que nos lleva hasta cruzar el Barranco de los Vallejos.

Caminaremos por sendas y algún tramo de pista acercándonos poco a poco al cauce del río, hasta que lleguemos a Peñas Rubias, paraje de gran belleza con sus paredes rojizas y llenas de covachas y formaciones. En época de lluvias abundantes o fuertes tormentas es impresionante observar la  cascada, que con más de 30 metros de altura vierte sus aguas sobre el río Palancia. Para cruzar el barranco no hay camino, pero se siguen bien las señales o la traza.

Seguimos la evidente senda, siempre paralela al río, pasando junto a los restos del Azud del riego de Pocopán, y luego atravesando la partida de la Cueva Negra, la cual es una pequeña covacha situada en el margen de enfrente del río. Seguimos por una cómoda senda entre abundantes aliagas y pinos. El camino se eleva a unos bancales, pues la antigua senda ya no existe al derrumbarse debido a unos abrigos excavados en la Guerra Civil. Al llegar cerca de unos roquedos la senda baja abruptamente hacia el río. Nos acercamos a los sifones del canal siguiendo la traza de la senda. Tras el sifón cabe la posibilidad de tomar la alternativa original, que cruza un pequeño collado y baja para seguir por encima del Canal, opción que nos evita mojarnos, pero que es algo peligrosa y tiene también sus incomodidades.

Si seguimos la propuesta principal, bordearemos toda la Revuelta de la Sartén, en paralelo al río, pudiendo ver el antiguo Azud de las Quinchas, ya fuera de uso, pero que cuando lleva agua resulta un paraje bien bonito de ver. Continuará una zona que según cómo esté de agua el río, nos obligará a vadearlo hasta en cuatro ocasiones, o podremos pasar por encima de piedras, o bien no habrá problemas con el agua, pero a cambio no estará tan bonita toda la zona, ni resultará tan entretenido. Si hubiese mucho caudal de agua, recomendamos dar por finalizado el trayecto, y volver sobre nuestros pasos.

Hay que estar muy atentos al momento en que se deja el cauce del río (hay grandes hitos de piedra y viejas marcas), para cruzar el Canal por una pasarela y tomar la senda que sube poco a poco hasta pasar por debajo de la Peña de los Pajaritos. Desde este punto tomaremos una alternativa abierta hace unos años, que aunque abrupta, nos permite evitar una conflictiva zona del trazado original, debido a una cascada de aguas sobrantes de una acequia, y la presencia de lo que fue durante muchos años un vertedero incontrolado. Subiremos con cuidado por la fuerte pendiente, que nos llevará a un camino, que por su izquierda nos dejará en el collado de la Cantera. Desde aquí por camino asfaltado llegaremos a Teresa.

La vuelta, como se ha dicho, se puede hacer por el mismo camino. Otra opción es regresar por la zona de Benabal y la Mezquetilla. No está indicada en el plano, pero sí en el archivo GPX. Desde la Cantera seguiremos el camino que nos lleva a cruzar el gran meandro del río y subir los escarpados Cinglos de Benabal, alcanzando el Collado Royo (o Alto de Benabal para los de Teresa). Tomar el camino de la izquierda de tierra, y luego uno a la derecha, que atraviesa la partida de la Mezquetilla, para bajar hacia la zona de las Masías del Río. Cruzar el Puente del Río, y tomar los caminos primero a derecha y luego a izquierda, que nos llevarán a Viver.


Archivo GPX:  RV4 Viver a Teresa
https://drive.google.com/file/d/1ROTNm3t4UiEGdnr-mfSPxHB4jO4s77fU/view?usp=sharing

 

Azud de Pocopán

Revuelta del Río Palancia

Salto de Peñas Rubias




Autor: Paco Mas.
Fecha: junio de 2020.





No hay comentarios :

Publicar un comentario