CEAP - GESAP

PARA VER ACTIVIDADES PROGRAMADAS ENTRAR EN FACEBOOK DEL CEAP

domingo, 7 de junio de 2020

RUTA DE SENDERISMO POR VIVER, RV-7: VIVER – JÉRICA, POR SAN ROQUE Y ULA

RUTA DE SENDERISMO POR VIVER, RV-7:

VIVER – JÉRICA, POR SAN ROQUE Y ULA


DESCRIPCIÓN BÁSICA:

Esta ruta circular recorre diversos parajes de Viver y de Jérica, permitiendo gozar de buenas vistas de ambos pueblos desde el monte de San Roque, observar diferentes elementos del regadío tradicional como acequias, balsas y azudes, pasear entre tranquilos campos, y cómo no, disfrutar de agradables rincones y fuentes.

Es una ruta recomendable para realizar durante una mañana o una tarde, y aprovechar también para pasear por el interior de sus pueblos y otros parajes como la Floresta de Viver.


DATOS:

- Punto de partida: Parque del Chorrillo, Viver.
- Distancia: sobre 10 kilómetros.
- Tiempo previsto: de 3 a 4 horas.
- Dificultad: ruta fácil, aunque en un par de tramos se camina por sendas algo erosionadas y que requieren un poco de cuidado.


DESCRIPCIÓN DESARROLLADA.

No se describe el recorrido en sí mismo, con sus numerosos desvíos. Para esos detalles consultar el track del GPS y/o el plano adjunto. Sólo se describe el trazado general.

Partimos de la Fuente y Parque del Chorrillo, atravesando el municipio de Viver, hasta salir del mismo por la Fuente de la Teja, donde cruzamos la acequia comunera del riego de San Miguel, cuyas aguas provienen del nacimiento homónimo. Cruzamos la carretera N-234 (mejor hacerlo por un paso inferior que hay un poco más adelante), e iniciamos la subida hacia San Roque por la carretera vecinal que se dirige a Benafer. Enseguida cruzamos la acequia de Magallán, cuyas aguas provienen del manantial de los Ojos del Prao.

Tomaremos una senda señalizada que nos sube serpenteando hasta el alto del monte de San Roque, donde está la ermita y varias antenas de comunicación. En la subida atravesaremos una zona de trincheras de lo que fue la Línea XYZ durante la Guerra Civil de 1936-1939. Las vistas desde San Roque son estupendas: Al Este está la Sierra Espadán, donde destacan los picos de La Rápita y Espadán. Al Norte está la Sierra de Caudiel con su punto más alto (Las Palomas) y un poco más al Noroeste la Sierra de Cerdaña. Al Oeste están los montes de Ragudo. Al Sudoeste destaca la silueta de Peñaescabia, y más al fondo la Sierra del Toro (se pueden distinguir las antenas de La Salada). Exactamente a nuestro Sur está la Cueva Santa y detrás el Montemayor, y alejándose hacia el Sudeste la Sierra Calderona. Además se ven Caudiel, Jérica y Viver, y otros pueblos más lejanos.

Dejando a nuestra izquierda el pilón de Vértice Geodésico, continuamos por un carril que recorre toda la dorsal del monte hasta llegar junto a una torre eléctrica, el Alto de Magallán, donde bajaremos por una senda algo erosionada hasta cruzar el suave collado conocido como del Sumergido o de Magallán, punto por donde transcurría el camino antiguo de a pie para ir de Viver a Benafer (o viceversa), llamado del Sumergido, por discurrir junto a un cercano hundimiento del terreno. En este collado salen dos sendas, tomamos la de la derecha que nos acerca de nuevo a la acequia de Magallán, que seguiremos en paralelo hasta llegar a la Balsa Mayor (del riego de Magallán de Jérica), y junto a la cual todavía se observan los restos de un antiguo molino.

Desde el salto junto al cubo del antiguo molino, tomar una serie de sendas y pistas (atención, pues hay muchos cruces), siguiendo algunas dispersas marcas del sendero PRCV-63.2 (ya no se mantiene la señalización), hasta empalmar con la Vía Verde de Ojos Negros, por la cual llegaremos a la población de Jérica, donde recomendamos pasear por su interesante núcleo urbano y subir hasta la Torre de las Campanas, de estilo mudéjar. Saldremos del pueblo buscando el puente de Navarza, junto al que fue el Molino de la Morería, para iniciar una agradable paseo bien acondicionado (el Paseo de la Vuelta de la Hoz), que recorre el gran meandro que hace el río Palancia. En este paseo podremos observar el Azud de Navarza (donde se toman las aguas para dicho riego), el cauce del río, y acabar finalmente en el Azud de los Chorradores (donde se toma el agua para el riego de la Morería y también antiguamente para el molino).

Seguiremos por el paseo de Randurías, pasando por tres fuentes, la de Randurías, la del Consuelo y la del Carmen, hasta llegar a la carretera vecinal que une Jérica y Viver. Si deseamos acortar la ruta (no lo recomendamos) podemos regresar a Viver siguiendo el cómodo y seguro víal junto a la carretera. No obstante, recomendamos dejar pronto la misma y tomar un camino de tierra que nos llevará junto a una balsita, no sin antes pasar junto a la Fuente de Ula, bajo un gran chopo. Desde ahí tomar una estrecha senda que atraviesa unos campos abandonados a lo largo de la partida de Ula. Esta senda sustituye al antiguo camino de a pie que discurría por esta zona (ahora en parte derrumbado por la erosión), y unía también ambas poblaciones. La senda muere en un carril que seguimos entre campos cultivados, pasando junto a la Balsa del Pontón que administra la parte del riego homónimo de Jérica.

Al llegar a un camino hormigonado podemos ir directamente hacia Viver, o mejor tomar una pequeña variante que nos lleva por un camino de tierra a la Fuente del Pontón, pasando previamente junto a la Balsa del Pontón que administra la parte del riego de Viver. La Fuente del Pontón está formada por varios nacimientos de agua dispersos por el suelo, ubicados por detrás del Lavadero. Enfrente podemos ver la depuradora municipal. Al poco estamos en la Fuente del Chorrillo, nuestro punto de partida. Cerca podemos ver los restos del cubo de vino de la Rocha Palmera.


Archivo GPX:  RV7 Viver – Jérica, por San Roque y Ula
https://drive.google.com/file/d/1or5_o1pyBKAc5EkUCwZO-2TGugwre7BK/view?usp=sharing


Viver, desde San Roque

Azud de los Chorradores, Jérica
 


Autor: Paco Mas.
Fecha: junio de 2020.



1 comentario :