CEAP - GESAP

PARA VER ACTIVIDADES PROGRAMADAS ENTRAR EN FACEBOOK DEL CEAP

jueves, 16 de julio de 2020

RUTA DE SENDERISMO POR VIVER, RV-10: MONTES DE RAGUDO

RUTA DE SENDERISMO POR VIVER. RV-10

MONTES DE RAGUDO


DESCRIPCIÓN BÁSICA:

Esta ruta circular recorre gran parte del conjunto de los Montes de Ragudo, en especial casi toda su dorsal, por lo que permite disfrutar de buenas vistas. Además podremos observar diferentes elementos históricos. La vuelta la haremos por el camino de Monleón, zona tranquila y de agradable caminar entre los pinos.

La ruta es de las más largas de estas propuestas de rutas por Viver, y si bien se puede hacer en menos de 4 horas, con las paradas para observar cosas y disfrutar de las vistas la duración razonable resulta entre 5 y 6 horas. No hay ninguna fuente en todo el recorrido, salvo el Pozo de Monleón, no siempre fiable.


DATOS:

- Punto de partida: Caseta de Masadas Blancas, Viver.
- Distancia: sobre 13,5 kilómetros.
- Tiempo previsto: de 4 a 6 horas.
- Dificultad: ruta media debido a su duración, pues en general discurre por pistas aunque tiene algunos tramos de senda.


DESCRIPCIÓN DESARROLLADA.

Esta descripción solo pretende dar una idea general del recorrido así como de los principales elementos del patrimonio rural que encontraremos durante el mismo; se puede encontrar información complementaria en el plano que se adjunta al final e información más detallada en el track para GPS cuyo enlace se facilita más abajo.

Partimos de la caseta de Masadas Blancas, que se utilizaba para el control de guardagujas en el antiguo cruce con la carretera N-234. Hoy en día es una pequeña área recreativa, con sitio para aparcar. Tomamos la Vía Verde en dirección Sur, hacia Bejís, cruzamos bajo la carretera y al poco pasamos un primer túnel. Nos desviamos a la derecha, tomando una senda que sube suavemente siguiendo todo el Barranco de la Moza, por lo que es la vía pecuaria llamada Vereda del Contador. El camino es pedregoso pero la senda es clara y el desnivel suave; además la zona es muy tranquila. Podremos ver restos de casetas militares y de alguna calera.

Llegamos a una zona alta y plana, el Alto Gavilán, donde nos encontramos cerca un aerogenerador, al cual nos dirigimos. La línea de molinos de luz se extiende siguiendo los Montes de Ragudo, línea que iremos siguiendo. Hasta el punto donde estamos el recorrido es común con la ruta nº 9, que se desvía por una senda bajo la plataforma del molino.

Seguimos por la pista que enlaza los aerogeneradores, salvo en un momento que conviene atajar por un senda, pues el camino ancho da un amplio e innecesario rodeo para nosotros. Pasaremos cerca del Alto de la Torre de Ragudo, donde antaño estuvo una torre de vigilancia y comunicación (mencionada en documentos antiguos); actualmente solo es un montón de piedras, pues parece ser que fue derribada en la pasada Guerra Civil. Este monte no es el punto más alto, pero si el mejor situado para controlar el paso por el Barranco Hurón, por donde transcurría el Camino Real en la Edad Media.

Seguimos por la pista de los molinos, hasta llegar al punto más alto, donde está el pilón de Vértice Geodésico junto a una antena de control de los aerogeneradores. Este monte es el Alto de la Hoya del Agua, que junto con otro cerro cercano constituye la máxima altitud del conjunto, con unos 1.080 msnm. Por toda la zona encontraremos restos de casetas militares de guarnición y de diferentes parapetos, pero lo más relevante son los restos de dos puestos de observación y defensa, con sus búnkeres o nidos de ametralladoras, parcialmente acondicionados y con paneles explicativos, dentro del denominado Puesto de Mando de Ragudo. Además, las vistas que tenemos desde este punto son excelentes, y delante de nosotros se extiende toda la zona central de Viver, muy cultivada, con los distintos núcleos de las Masías de Ragudo. También se ve la gran cantera y toda la zona de Monleón, así como las Cambras y el puente de la Hoya del Agua. En cuanto a las montañas, podemos ver la Sierra Calderona y su continuidad por Peñaescabia, Sierra del Toro, y al fondo Javalambre. Detrás de nosotros se extiende el altiplano de Barracas. Y al otro lado están la Sierra de Cerdaña (tras la cual se asoma Sierra Espina), la Sierra de Caudiel y la Sierra Espadán.

Tras la recomendable parada, continuamos por nuestra ruta, siguiendo por pistas y algún tramo de carril en peor estado, siguiendo la linde entre Barracas y Viver, pasando una hondonada llamada el Estalhondo, y por varios cerros o junto a ellos, entre ellos el Monte Quemado y el Alto Juan o de San Juan. El último cerro es el llamado Alto de la Losa, donde además también está situado el último molino. Desde este punto vemos el amplio collado por donde pasa el ferrocarril y que también sirvió de Camino Real, llamado de varias formas, como Paso del Socarrado o Paso del Toro. Antes de este cerro hay una pista que baja por la Hoya de Romero y que nos permitiría acortar un poco la ruta.

Desde el Alto de la Losa seguimos unos metros en dirección Este, campo a través, para encontrar una trocha que baja abruptamente, siguiendo la linde hasta llegar a un carril, punto donde coinciden los términos de Barracas, Torás y Viver. Siguiendo el carril, que coincide con la vía pecuaria llamada del Paso de la Losa, pasamos por una gran losa en el mismo camino, y que es elemento que da nombre a la zona, al Paso y al cerro. Este carril nos deja en la pista que baja por la Hoya de Romero y que acaba casi en la Estación de los Planos o de Torás-Bejís, fuera de uso y en estado ruinoso.

Aquí tomamos la Vía Verde de Ojos Negros, que seguimos un breve tramo, para dejarla tomando el amplio y cómodo Camino de Monleón. Recorreremos el camino bajo la sombra de los pinos (algunos muy maltratados por los temporales de 2017), dejando de lado las Casas o Masías de Monleón, casi todas en ruinas, así como el Pozo o Fuente (al cual podremos acercarnos si tenemos problemas de agua, aunque este punto ya no es del todo fiable). Tras atravesar la partida de la Hoya del Agua llegaremos al Collado de los Túneles, punto que salva las dos vías (tren y Verde). Aquí tomamos un carril por la izquierda que nos lleva por el rincón de Milhombres, lugar muy tranquilo y apacible, hasta devolvernos a la Vía Verde, por la cual y  tras atravesar dos cortos túneles, volvemos a nuestro punto de partida en Masadas Blancas.


Archivo GPX: RV10 Montes de Ragudo
https://drive.google.com/file/d/1B3nFrgE0Js6Yrv1MfaCwKtnCRO1E7VOs/view?usp=sharing


Montes de Ragudo, con los aerogeneradores
 
 Búnker reacondicionado en las cumbres de Ragudo

 Vistas desde los Montes de Ragudo:
llanos centrales de Viver y Sierra Espadán al fondo
 



Autor: Paco Mas
Fecha: junio de 2020

No hay comentarios :

Publicar un comentario