CEAP - GESAP

PARA VER ACTIVIDADES PROGRAMADAS ENTRAR EN FACEBOOK DEL CEAP

miércoles, 31 de marzo de 2021

REVISIÓN DE CAVIDADES DE LA VUELTA DE LA HOZ, JÉRICA.


Nota previa: en esta entrada se muestra un resumen de la totalidad del documento, que puede consultarse íntegramente en https://drive.google.com/file/d/1Q8v5R_YUqits8ThR6gsqyQUWxoXrRFwR/view?usp=sharing


Febrero de 2021.
Autor: Paco Mas (GESAP).
Colaboran: José Ángel Cobo (GESAP), Miguel Oury (GESAP), Jesús Monleón (Jérica), Luis Martín (Jérica).


Durante los meses de enero y febrero de 2021 se ha procedido a revisar diferentes cavidades del término de Jérica, todas ellas situadas cerca de la población y en el contorno de la Vuelta de la Hoz, compartiendo las partidas de la Muela, el Alto del Roquetillo y la Solana de Benito. Se presenta el resultado de dicha revisión, que ha partido de los datos del antiguo Catálogo Espeleológico del País Valenciano (1982) que constan en la base de datos del SICE (cavidades de la provincia de Castellón), contrastados con preguntas a informadores locales y un laborioso trabajo de búsqueda por el campo, además de otras informaciones.


GEOGRAFÍA Y ACCESOS:

La zona revisada determinada geográficamente por la gran revuelta que hace el Río Palancia, conocida como la Vuelta de la Hoz, que encierra la peña sobre la que está la Torre, donde estuvo antaño el castillo de Jérica, y que por el lado opuesto cae hacia la población. La revuelta del río se cierra en el lado Oeste por una gran y reseca ladera conocida como la Solana de Benito, culminada en su parte alta por unos resaltes rocosos, a partir de los cuales se eleva suavemente el Alto del Roquetillo, siendo toda esta zona de suelo calizo muy rocoso. Un pequeño barranco, el Barranco de Foc, separa la zona descrita de otra zona similar, que cierra la revuelta por el Sur, cuya ladera de umbría tiene una fuerte pendiente y bastante vegetación. Dicha ladera, en su parte alta tiene unos contrafuertes rocosos de colores grises y rojos, zona que ya es conocida como la Muela, también de suelo calizo muy rocoso, y que se extiende por cerros y llanos hacia el Sur. Por la parte oriental de la revuelta tiene su salida el río, por zonas más llanas y cultivadas, conocidas como la Morería y el Llano de Navarza. 

 


Los materiales geológicos de esta zona son diferentes calizas, junto con arcillas, del periodo Malm o Jurásico superior.

Para acceder a las cavidades de estas zonas hay varias posibilidades. La más cómoda es subir por la pista que parte del Llano de Navarza hacia la Muela, hasta llegar a una cerrada curva donde hay un panel y unas buenas vistas sobre la Vuelta de la Hoz. Desde este punto se accede por una mala senda a la Cueva de los Herreros y otras cercanas. Siguiendo la pista, al poco se observan unos puntos verdes, que corresponden más a una traza que a una senda propiamente hablando, realizada para alguna carrera de montaña, y que nos permite caminar sobre los cortados de La Muela, pasando justo por encima de Las Simas. Siguiendo esta traza con puntos verdes se cruza el Barranco de Foc y se sube hacia los cortados que separan el Alto del Roquetillo de la ladera de la Solana de Benito. Por esta zona se puede acceder a las Cuevas de Maricutanda y del Rodero, situadas en la misma franja de cortados. Si seguimos la traza con puntos verdes llegaremos a una senda con puntos rojos. Tomándola a la derecha estaremos enseguida sobre los Agujeros (de la senda del Roquetillo), y si bajamos por dicha senda llegaremos a las trincheras y al Camino de Benabal, ya cerca de Jérica. Obviamente, también se puede hacer todo este recorrido al revés. Las demás cavidades tienen accesos complicados, y es mejor buscarlas coordenadas en mano y con intuición.

El archivo con todos los datos GPX puede consultarse en:

https://drive.google.com/file/d/1kV00SOalpCLLTVmejUAGTTkASFoopLrH/view?usp=sharing

En el Catálogo Espeleológico del País Valenciano, de 1982, salen reflejadas en esta zona las siguientes cavidades, con sus escasas referencias:

Cueva de los Herreros. Situada en los tajos frente al Castillo, al otro lado del Río Palancia. Visible desde la población. Gran oquedad situada entre los riscos.

Cueva de Maricutanda. A unos 50 metros de la Cueva de los Herreros, a su misma altura. Visible desde la población. Boca amplia que da paso a una cavidad de desarrollo horizontal laberíntico de unos 30 metros. Surgencia fósil.

Cueva del Rodero. Situada en la margen izquierda del Barranco de Foc, a unos 300 metros al NW de la Cueva de Maricutanda. Boca de 3 x 1,5 metros formada por 2 tubos conjugados superpuestos, que da paso a una galería de 12 x 2 x 3 metros con una gatera entre bloques por el suelo de la cavidad y en su margen derecho. Existe una segunda boca de 1 metro de diámetro a 2 metros por encima de la principal.

Las Simas. Situadas sobre los cortados en que se encuentran las Cuevas del Herrero y Maricutanda, paralelas a los mismos. Fractura de orientación NW-SE abierta y semicolmatada por sedimentos, que presenta numerosas bocas al exterior. Al parecer de poca profundidad, y con una longitud próxima a los 200 metros.


Además, en el SICE consta esta otra referencia:

Cueva de Rupilla. En Jérica es conocido el apodo de "Rupilla", por el topónimo de esta cavidad, dado que esta persona pasó la guerra civil española (1936/39) escondido en esta cueva.

 

Tras la revisión, han quedado catalogadas las siguientes cavidades:

- Cueva de los Herreros. Cavidad coincidente con la cita existente. Se comentan asimismo dos grandes oquedades cercanas y muy visibles, que no tienen relevancia como cavidades.

- Las Simas. Cavidad coindente con la cita existente. Se han documentado también unas fracturas cercanas que hemos denominado Fracturas Muela II y Fracturas Muela III. La forma y situación de la Fractura II hace pensar que ésta pudiera ser la referencia del Catálogo, equivocada, de la Cueva de Maricutanda.

- Cueva de Maricutanda.  Cavidad suficientemente reconocida por las personas locales, aunque no coincidente con la cita del Catálogo de 1982.

- Cueva del Rodero. Cavidad reconocida parcialmente por las personas locales, que tampoco coincide con la cita del Catálogo de 1982.

- Cueva de Rupilla. Pequeña cavidad, pero con nombre propio; las referencias son algo ambiguas, y no se ha conseguido confirmar con total seguridad.

- Agujeros senda del Roquetillo. Son dos pequeños agujeros, sin apenas relevancia.

- Abrigo de la Muela. Y otros tres abrigos más (Abrigo Barranco de Foc 1, Abrigo Barranco de Foc 2 y Abrigo Solana de Benito). Todos ellos de poca relevancia y sin nombre propio.


A continuación pasamos a describir cada cavidad, con sus coordenadas, topografía (si la hay) y fotografías de la misma. En el plano siguiente podemos ubicar las cavidades descritas.

 



LAS SIMAS.

Situadas sobre los cortados de la Muela sobre la Vuelta de la Hoz, por encima de la Cueva de los Herreros, bastante cerca de la línea de resaltes, y casi paralela a éstos.

Es una gran fractura de 170 metros de longitud, con orientación NW-SE, abierta a tramos, pero colmatada y sedimentada en otros, presentando varias bocas al exterior. Se puede descender a su interior por varios puntos, pero sólo dos de ellos son cómodos, siendo el resto estrechos. En la parte oriental desciende unos 8 metros, pero se mantiene siempre muy estrecha, entre 0,30 y 0,50 metros de anchura, con numerosos bloques empotrados; se puede descender en varios puntos y avanzar por su interior a tramos, pero sin mayor interés. La zona central está casi siempre cegada por bloques, pero se aprecia en el exterior la línea de ruptura, presentando sólo pequeños agujeros abiertos; esta parte está atravesada dos veces por una traza con puntos verdes. Hacia la zona más occidental hay un tramo abierto, con un ancho de 0,60 metros, que permite descender en oposición a unas zonas interesantes y cómodas, que se alargan en ambos sentidos, alcanzando un recorrido horizontal de unos 35 metros y una profundidad de unos 11 metros. Ya en el extremo occidental hay otro tramo abierto más ancho, de 1 metro de anchura por 4 metros de longitud y 7 metros de profundidad (este tramo requiere de cuerda para su descenso); una vez abajo, se puede avanzar por la fractura hasta conectar con la zona anterior a través de un estrecho paso entre bloques.

El total del recorrido transitable de la zona occidental es de unos 50 metros y su profundidad de 11 metros. El recorrido posible de la zona oriental es de 8 + 25 metros, interrumpidos por una franja muy estrecha, y su profundidad de 8 metros.

Coordenadas de Las Simas: 30 S 707044 4419955   620 msnm   N39.90440 W0.57796 (Se han puesto las coordenadas del punto B de la topografía, el más cómodo para entrar).

Las Simas, tramo cerrado exterior
 
Cerca de esta fractura aparecen muestras de otras fracturas más pequeñas y de escasa relevancia. Unos 200 metros más al Este, en el mismo borde y extremo de los cortados, se aprecian otras zonas con abundantes fracturas y bloques desprendidos (ver plano de conjunto). Las hemos llamado Fracturas II y III.

La Fractura II (N39.90355 W0.57515) es un gran conjunto de bloques separados por diversas fracturas, conteniendo dos salas caóticas, la más grande de ellas de 6 x 7 metros; algunas fracturas profundizan unos 10 metros. Hay varios puntos que se asoman al exterior, siendo un par de ellos factibles y no peligrosos. No se ha hecho topografía de este caótico e irregular conjunto. Por las referencias indicadas en el Catálogo de 1982, pensamos que podría corresponder a las referencias de la Cueva de Maricutanda, lo que es un error, pues dicha Cueva ha sido ubicada por todas las personas consultadas en otra zona más alejada.

La Fractura III (N39.90353 W0.57545) es tan sólo un conjunto de bloques y fracturas, todas de pequeño tamaño y de escasa relevancia; las comentamos tan solo porque salen mencionadas en un track de Wikiloc como cueva.

 

 

 Las Simas, tramos estrechos en la zona oriental


Las Simas, tramo donde se puede entrar con cierta comodidad

 Las Simas, zona donde se comunican las zonas más anchas


Las Simas, interior del tramo cómodo, y zona de entrada más occidental

 Caos de bloques de la Fractura II

 Sala superior de la Fractura II, una sala caótica

 Sala inferior de la Fracturas II, también caótica

 Aspecto exterior de la Fractura III

 La Fractura III apenas tiene aspecto de cavidad

CUEVA DE MARICUTANDA.

La Cueva de Maricutanda está situada en los cortados del margen izquierdo del Barranco de Foc, los que separan las suaves laderas rocosas del Alto del Roquetillo de las laderas más arcillosas de la Solana de Benito. Dada su situación, no se aprecia desde la Torre ni apenas tampoco desde el paseo de la Vuelta de la Hoz; su mejor visión se da desde los cortados de la Muela. Esta cavidad ha sido nombrada como Cueva de Maricutanda por casi todas las personas consultadas, y cuando no estaban muy seguros (por no conocerla personalmente), al menos sí la situaban por esta zona. Sin embargo, el Catálogo de 1982 la sitúa en otro sitio, por lo que al final dedujimos que la cita del Catálogo es un error. Por otra parte, en dicho Catálogo, la descripción de la Cueva del Rodero viene a coincidir con la de esta cavidad, por lo que de nuevo, y dada la cercana pero oculta situación de la verdadera Cueva del Rodero, dedujimos que dicha cita también es errónea.

La cavidad se debe a una gran y visible fractura vertical que recorre los dos niveles de los cortados, ocasionando dos aberturas, una colgada en la pared (no explorada, pero que no parece tirar apenas), y otra en el nivel intermedio, que dispone de una boca de 4,5 metros de alta y 2,5 metros de ancha. Una galería principal, o sala alargada, de 15 metros de longitud y que se va estrechando progresivamente constituye en sí la cavidad. Tiene una pequeña galería inferior en la misma dirección, y otra superior, a la que se accede a través de un agujero. Presenta signos de haber sido usada en algún momento, posiblemente como escondite, y a día de hoy es utilizada por la fauna silvestre (cabras y aves).


Coordenadas:  30 S 706884 4420279  620 msnm  N39.90736 W0.57972

 

 Vista de los cortados donde se observa, bien visible, la Cueva de Maricutanda

 Boca de la Cueva de Maricutanda

 Galería o sala de la Cueva de Maricutanda


 Vista desde el interior de la Cueva de Maricutanda; al fondo los cortados de la Muela


CUEVA DEL RODERO.

La Cueva del Rodero está situada en los cortados del margen izquierdo del Barranco de Foc, los que separan las suaves laderas rocosas del Alto del Roquetillo de las laderas más arcillosas de la Solana de Benito, a unos 30 metros de la Cueva de Maricutanda. Dada su situación y su pequeña boca no se aprecia desde la Torre ni apenas tampoco desde el paseo de la Vuelta de la Hoz; su mejor visión se da desde los cortados de la Muela, y aún así, es difícil de localizar desde lejos. Esta cavidad ha sido confirmada como Cueva del Rodero sólo por una persona; otra gente la sitúa ambiguamente por esta zona, y otras personas la desconocen. Sin embargo, en el Catálogo de 1982 se referencia como la reconocida como Maricutanda, por lo que dedujimos que la cita del Catálogo es un error. Ante la falta de más datos, y dada una referencia firme, por una persona que conoce bien la zona, concluimos que esta cavidad es la verdadera del Rodero.

La cavidad tiene una pequeña boca, a modo de ventana, de 0,50 x 0,50 metros, a la que se accede trepando fácilmente por un bloque. Tras pasar el agujero de entrada accedemos a una pequeña sala de 4 metros de larga, 2 metros de ancha y unos 6 metros de alta. En el suelo otro agujero nos permite acceder a otra galería bajo la principal, de 1,5 metros de alta. Dada su poca visibilidad, el disimulado acceso y su relativa comodidad interior, la cavidad es casi perfecta como escondite, aunque no sabemos de referencias de este uso.


Coordenadas:  30 S 706908 4420301  630 msnm  N39.90755 W0.57944


 

 

Interiores de la Cueva del Rodero

 

No hay comentarios :

Publicar un comentario